El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
19% Hum
LMCipolletti Variante

Descubren una variante que causa COVID crónico

Los investigadores buscan al caso cero, oriundo de Wisconsin.

El mundo debió atravesar, a lo largo de dos años, las consecuencias de la peor crisis sanitaria del último siglo: la pandemia de COVID-19 generó que los gobiernos de todo el mundo debiesen tomar medidas restrictivas con el objetivo de paliar los contagios y las infecciones pusieron en jaque los sistemas de salud. La irrupción de las vacunas y los medicamentos, que evitan que la enfermedad tenga un desarrollo severo, así como también la inmunización cruzada, provocaron que las sociedades puedan retomar sus vidas habituales. Sin embargo, la comunidad científica internacional todavía sigue alerta debido a la posible aparición de nuevas variantes que cuenten con un alto escape inmunitario.

Una serie de investigadores pertenecientes a la Universidad de Wisconsin, de los Estados Unidos, logró encontrar los vestigios de un peligroso linaje que tendría características similares a Ómicron a partir de un formato poco conocido. Ocurre que, casi en todos los casos, la presencia de rastros del virus en las aguas residuales permite vaticinar oleadas importantes y eventuales peligros para la humanidad. Después de seguir el sistema del alcantarillado hacia fuentes que se volvieron cada vez más pequeñas, se encontró que más de 100.000 personas habían estado expuestas a una variable nunca antes identificada.

Te puede interesar...

“No creo que la gente se dé cuenta de que ya está aquí. Muchos de los linajes que estamos encontrando hacen que Ómicron parezca peatonal”, expresó Marc Johnson, uno de los virólogos que llevó a cabo el estudio. Los tiempos no colaboran: los expertos están buscando al caso cero, que llevaría infectado más de ocho meses y que podría ser portador de un inédito contagio crónico.

Además, y pese a las señales, todavía no está confirmado que la patología se haya transmitido a más personas, lo que dificulta el ensayo. Aun así, el método llevó a que se hayan recolectado alrededor de 600 muestras, que serán claves para poder adivinar el futuro de la pandemia. “Todo esto es realmente fascinante. Y es curioso, porque lo único que suelo hacer es pedirle a la gente que me mande sus heces”, explicó Johnson.

En principio, los investigadores creyeron que el portador original de la variante podía ser un animal; por ello, realizaron análisis en ratas, perros y ciervos. De todos modos, ninguno de ellos había arrojado un resultado positivo de coronavirus. Desde el descubrimiento de la mutación, se supo que la diversidad genética del COVID-19 había crecido y que podía generar grandes complicaciones a futuro.

El epidemiólogo estatal de enfermedades transmisibles del Departamento de Salud y Seguridad de Wisconsin, Ryan Westergaard, le tuvo que pedir a sus trabajadores que se efectuaran un hisopado: “No queríamos provocar el pánico”. Ninguno tenía el virus.

Un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista BMJ Medicine, y que contó con la participación de 20.000 personas de distintos países, demostró que la vacunación contra el COVID-19 puede provocar “cambios temporales” en el ciclo menstrual de las personas de sexo femenino.

Sin embargo, las modificaciones desaparecieron en el mediano plazo. Los autores del ensayo, que se llevó a cabo en las ciudades de Oregon, Massachusetts, Londres y Edimburgo, detallaron algunas de las modificaciones en el documento: “Los individuos que recibieron dos dosis en un solo ciclo tuvieron un aumento ajustado en la duración de 3.70 días en comparación con aquellos no vacunados”. Casi dos tercios del total de las encuestadas recibió los componentes elaborados por Pfizer/BioNTech; los restantes se habían aplicado la de Johnson & Johnson, Moderna y Oxford/Astrazeneca.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario