Denuncian trabajo infantil y maltratos en una chacra local

Una familia acusó al dueño por violencia y abusos laborales. Intervendrá Provincia.

Maltrato laboral, trabajo en negro e infantil. Todo eso podría esconder una chacra de esta ciudad ubicada en la calle Saturnino Franco, y la Secretaría de Trabajo quiere ir a fondo para evitar estos abusos.

La cruda realidad de una familia tucumana que llegó en mayo a esta ciudad para trabajar cobró visibilidad cuando el telegrama de una carta documento desató la ira de su patrón. Ayer, los echó a todos de la chacra y aparentemente también los amenazó con pasarlos por arriba con su camioneta.

La situación fue muy violenta y algunos de los integrantes de la familia optaron por irse del lugar, aunque todavía tienen sus cosas en la casa donde los alojaban.

Se trata de un matrimonio, con seis hijos, cinco de ellos menores de edad. La mayor tiene 18 años, cursa un embarazo de 7 meses y la acompaña también su pareja. “Es grave lo que estamos viviendo, nos vamos a quedar en la calle, no conocemos a nadie ni tenemos donde ir”, dijo Rocío.

La joven huyó del lugar cuando el dueño hizo marcha atrás a bordo de su camioneta y casi la choca. “Nos tenemos que ir todos de ahí, porque corremos peligro”, acotó.

Con ella se fue su pareja, quien radicó una exposición policial en la Comisaría 24 contra el dueño de la chacra, por maltrato laboral y porque recibía una paga muy mala. También lo hizo un hermano de apenas 9 años, quien pese al miedo que sentía, se animó a denunciar lo que padecía. “Lo obligaba a trabajar y no le pagaba nada”, aseguró Rocío.

Según sus dichos, sus dos hermanos de 9 y 14 años cosechaban cebollas, el de 15 realizaba tareas en la granja, y su padre, en ocasión de sufrir un accidente laboral, igual tuvo que trabajar. “Mi marido tenía que hacer de todo y por ahí se iba a las 8 y hasta las dos o tres de la mañana no volvía de trabajar”, añadió.

Inspección

Hernán Trujillo, de la Secretaría de Trabajo, comentó que hace pocos días realizaron una inspección de oficio en el lugar, ya que existe la sospecha de que hay trabajo en negro e infantil. Sin embargo, contó que no encontraron a nadie, algo que –admitió- suele pasar. En la secretaría esperan una presentación formal para actuar.

“Es grave lo que estamos viviendo, nos vamos a quedar en la calle, no conocemos a nadie ni tenemos donde ir”. Rocío. Integrante de la familia denunciante

“Creemos que, en principio, puede haber trabajo en negro e infantil, pero no nos consta aún”. Hernán Trujillo. Responsable administrativo de Trabajo en el Alto Valle

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario