El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
21% Hum
LMCipolletti

Denuncian agresiones y amenazas en la perrera

El sereno del predio ubicado en la Isla Jordán aseguró que empleados municipales le apedrearon la casilla en la que vive, además de golpear a canes y profesarle serias amenazas. Además, dijo que boicotean su trabajo.

Ángel Parada trabaja hace seis años en la guardería municipal de perros, pero hace un tiempo que su labor se ve dificultada, según su testimonio.
 
El sereno de la guardería municipal de perros denunció públicamente malos tratos y amenazas por parte de trabajadores municipales que se desempeñan en el predio ubicado en la Isla Jordán.
Ángel Parada, quien trabaja en la perrera hace seis años y además vive en una casilla ubicada allí, explicó que “hace unos días uno de los trabajadores que se desempeñan habitualmente aquí comenzó a maltratar a un perro golpeándolo fuertemente con un palo en la cabeza, por lo que intervine y mantuvimos una fuerte discusión”.
Pero, según relata el hombre, no finalizó allí el episodio. “Al día siguiente, cuando quise ir al baño, que está a unos metros del trailer en el que vivo, me encuentro que le habían puesto un candado, por lo que no lo podía usar”, explicó. Eso generó aún más el malestar de Parada, quien denunció a las autoridades municipales lo sucedido. Pero horas después, cuando se encontraba en el interior de la casilla, comenzó a sentir ruidos y al asomarse se percató que dos empleados municipales estaban apedreando su precario hábitat.
“Yo vi cómo me estaban tirando piedras estas dos personas, mientras el encargado miraba todo de brazos cruzados, sin hacer absolutamente nada”, añadió.
En ese momento, el sereno llamó a la policía y posteriormente se dirigió a la comisaría para radicar una denuncia por agresiones y amenazas. Según informó Parada, también puso en conocimiento a las autoridades municipales, entre ellos “al secretario de Servicios Públicos, Francisco Jauregui;  al secretario de Gobierno, Darío Bravo y al encargado de personal”.
El trabajador destina la mayor parte del día para el bienestar de los más de 400 perros que se encuentran en el predio. Pero, según él, su trabajo es constantemente boicoteado “por personas que no quieren trabajar, que sólo vienen a hacer lío; hoy por ejemplo llegaron, abrieron el portón y cuando se fueron se llevaron el candado y así quedó todo abierto”.
Asimismo, manifestó su malestar por el maltrato no sólo del que es objeto él, sino los perros, a quienes “estos señores los agraden constantemente golpeándolos con palos y patadas, algo totalmente inadmisible, porque mi función es que los animales estén lo mejor posible”.
 
Se roban la comida
Además, Parada denunció públicamente que alimentos que desde la comuna son destinados a la perrera, nunca llegan a destino. “Hay comida que secuestran desde la Dirección de Comercio, que supuestamente iban a traer acá para darle a los perros, pero se la llevan los empleados”, denunció molesto.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario