Comerciante quedó preso por tenencia de un kilo de droga

Es un vecino cipoleño con antecedentes similares. La Policía halló un ladrillo de marihuana y cocaína.

Un comerciante cipoleño no pudo zafar de la cárcel tras el hallazgo de casi un kilo de droga en su domicilio y deberá purgar un castigo de un año. A pesar de que se le atribuyó un delito menor como la tenencia simple de estupefacientes, sus antecedentes condenatorios le jugaron en contra.

El proceso se inició el 31 de octubre de 2015, cuando efectivos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina de Cipolletti, encabezaron un importante procedimiento en una vivienda situada en Paraguay al 2100. El resultado fue más que positivo porque no sólo se halló un poco más de 10 gramos de cocaína sino que también fue incautado un ladrillo de marihuana de 919 gramos. A partir de ahí, se abrió en el Juzgado Federal de Roca una causa penal por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La causa

De manera inicial, el fiscal consideró que el comerciante, de 46 años, debía ser acusado por la presunta venta de droga según lo que fija la Ley 23.737. Con casi un kilo de marihuana y cocaína en su casa, se estaba muy lejos de lo que se evalúa para consumo personal.

Pero el criterio primigenio de la investigación no fue compartido por la fiscal y en un juicio abreviado se pronunció a favor de una acusación por un delito más leve como tenencia simple de estupefacientes. Apoyó su pedido en el beneficio de la duda. “A esta altura y frente a elementos probatorios no invencibles ni categóricos respecto del propósito o intención de venta exigido por la norma para sostener esa calificante y en virtud del principio in dubio pro reo (artículo 3 del Código Procesal Penal de la Nación), califico el hecho de Tenencia Simple de Estupefacientes”, indicó la representante del Ministerio Público.

La defensa oficial mostró su acuerdo con la postura de la fiscalía y el juez interviniente se limitó a rubricarla. En el caso del acusado, reconoció la falta que le atribuían y no mostró objeciones a la pena de cárcel, que será de “cumplimiento efectivo”.

El juicio abreviado se desarrolló el 16 de mayo y la sentencia se conoció días atrás. El condenado fue identificado como Hugo Silva.

Una condena de dos años

Además de la droga secuestrada por la Policía Federal, se incautaron celulares y balanzas. Pero los elementos que formaron parte de la investigación no fueron determinantes para culpar al comerciante cipoleño y sí lo perjudicó una anterior condena, del 14 de octubre de 2008, cuando también fue encontrado responsable del delito de tenencia simple de estupefacientes y se le impusieron dos años de prisión en suspenso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario