El técnico que reside en Tandil tuvo un breve paso por el Alto Valle antes de las fiestas. Entonces firmó el contrato hasta la finalización del certamen, pidió informes detallados de la recuperación del capitán César Medina y una reunión personal con Matías Sosa.

Vía telefónica e internet mantuvo contacto directo con la dirigencia, que finalmente aceptó salir al mercado de pases y encontró en Federico Azcárate uno de los nombres que le interesaban al DT.

El marcador central que conoció al técnico en su paso por Santamarina será la única cara nueva del 2018, al menos por el momento.

Por reglamento, Cipo tiene la opción de una carta más, pero atado a lo económico y las condiciones contractuales, resulta difícil.

Comienza a trabajar

De la charla con Sosa se volcaron algunas pautas que el jugador podrá demostrar ya desde el primer día.

La falta de tiempo y el compromiso por Copa Argentina del viernes 19 como local no deja margen. Botella lo sabe y por eso exigió compromiso.

Junto al profesor Cristian Cervera, aportado desde la estructura del club, se hizo llegar una rutina personal porque la intención es no perder días en nivelaciones colectivas, apelando al profesionalismo de todos los protagonistas.

Además de Cervera, hombre de la casa que había tenido roce con los jugadores en el ciclo de Henry Homann, el que llega acompañando a Botella es Mariano Padilla como ayudante de campo.

Cipo está obligado a ganar su zona de la reválida para evitar que la costosa temporada no finalice en abril.

“Debemos saber dar vuelta la página rápido, porque hay que ganar el grupo. El objetivo es remar desde abajo y terminar peleando el ascenso”, reconoció Botella.

25 de marzo cierra la fase regular de la reválida.

Lo que necesita Cipo para no entrar en las indeseadas vacaciones adelantadas es ganar la zona de la reválida para ir a los playoffs por el segundo ascenso.

El reglamento habilita a un refuerzo más

Por reglamento, Cipolletti y el resto de los competidores en el Federal A pueden apelar a dos refuerzos.

Confirmado el arribo de Federico Azcárate, el Albinegro todavía tiene cupo en la lista de buena fe para otro jugador.

Sin embargo, por el momento de la temporada y la decisión dirigencial de firmar sólo hasta la finalización de la campaña, las opciones para dar con un mediocampista capaz de recorrer la banda derecha se reducen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario