El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
60% Hum
LMCipolletti Juicio

Chica trans reclama justicia por una violenta golpiza en Ruta 22

La víctima hizo la denuncia en octubre de 2018, pero su agresora sigue libre y la Justicia todavía no la condena por lo que hizo.

Un video que se hizo viral reflejó hace casi dos años la brutal golpiza que Ximena Campos recibió a la vera de la Ruta 22. Por el hecho hizo la denuncia el 30 de octubre de 2018 y no puede entender que la causa todavía no vaya a juicio, mientras la mujer trans acusada de agredirla sigue en libertad y lastima a otras compañeras, como advierte cada vez que la llaman para pedirle ayuda.

"No sé qué espera la Justicia, qué mate a una chica para accionar", se preguntó. Ese es su mayor temor y la razón principal por la que reclama que la acusada reciba su castigo, a casi dos años de sufrir en carne propia los golpes de su agresora.

Te puede interesar...

"Lo mío ya pasó, pero esta chica sigue lastimando a otras personas sin defensa y propensas a que las reviente a golpes. Eso es lo que no quiero que pase, y que yo sea culpable de no haber hecho lo suficiente para que la Justicia haga algo", sostuvo Ximena, en diálogo con LMCipolletti.

Pese a la paliza que recibió y fue muy gráfica en el video que se viralizó, dijo que la causa va a juicio por "lesiones leves". Tampoco puede creer la víctima que los golpes que recibió fuesen calificados de esa manera; ni se explica tampoco que la Justicia demore tanto si el delito a juzgar es simple.

"No fue una paliza del momento, nada más. Yo me tuve que operar de urgencia porque por los golpes que recibí se me hizo un tumor en las prótesis mamarias que estuvo a punto de reventar. Tuve que sacar plata de donde no tenía y viajar a Buenos Aires. No fue fácil", contó.

El hecho también le ocasionó daños psicológicos cuando se viralizó en las redes sociales y mucha gente que estigmatiza a las personas que ejercen la prostitución se expresó de forma despectiva.

Ximena, chica trans agredida

El lunes la acusada reconocida como Antonella Mora tuvo la posibilidad de ir a un juicio abreviado, donde la víctima le ofrecía una pena que consideró "lógica y coherente", de dos años y medio de cárcel efectiva, la mitad de lo que podría recibir por el delito que la Justicia le reprocha.

Sin embargo, la imputada no reconoció su culpabilidad ante la Justicia y rechazó esa posibilidad. Ximena advirtió que el defensor de Mora quiere pelear la pena mínima de seis meses.

"Casi dos años después del palizón que me dio, no tengo una fecha concreta de juicio. Me parece una falta de respeto, una tomada de pelo. Tampoco hay buena predisposición de la acusada y su defensor. No quisieron arreglar", expresó.

Y en su reclamo a la Justicia dice que no sólo habla por ella, sino por todas las chicas trans que siguen siendo hostigadas por su agresora. "Somos varias las personas golpeadas, necesito que se tomen cartas en el asunto porque están desprotegidas", sostuvo.

Ximena es una referente de la comunidad trans en materia de derechos humanos. Está al frente de una organización -Conciencia Vihda- que tiene personería jurídica desde hace 13 años en la región y suma el apoyo de otras agrupaciones.

En junio pasado festejó su primer año como agente del Estado. Ya no ejerce la prostitución y trabaja en el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia. Donde va, cosecha firmas y apoyos a la causa. "Lo que más quiero es que no lastime más a las chicas", cerró.

Fuentes judiciales informaron que el 20 de agosto se hará una audiencia para fijar el juicio. Explicaron que no se hizo antes porque la idea era resolver el conflicto por medio de un juicio abreviado, si la acusada reconocía el hecho, la calificación legal y el monto de la pena. Pero eso no sucedió, entonces se tuvo que avanzar hacia un debate oral y público.

En el caso interviene el fiscal Santiago Márquez Gauna y el defensor es Marcelo Caraballo.

"El debate se había fijado para el 14 de febrero de este año, pero no se pudo realizar porque la imputada se encontraba con un certificado médico", se indicó. Otro contratiempo que demoró la causa.

El hecho que se juzga

La joven víctima fue golpeada, a plena luz del día, en el kilómetro 1215 de la Ruta 22, al ingreso a Cipolletti. Un vecino que circulaba por el lugar logró captar la violenta escena: una mujer trans golpeaba a otra de forma brutal en el piso. La arrastró por la banquina, le pegó golpes de puño y carterazos en la cara. Además, la humilló frente a todos los presentes. Al parecer, un teléfono celular sería lo que habría originado la disputa.

Pese a la dramática escena y a la gran cantidad de vehículos que circulaban por el lugar, sólo un hombre se acercó para intentar separarlas. El resto sólo miraba la situación y aprovechaba para filmar mientras la joven pedía auxilio a gritos.

Embed

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12% Me interesa
8% Me gusta
40% Me da igual
4% Me aburre
36% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario