El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
62% Hum
LMCipolletti Insólito

Causa por cuatro gramos de cocaína duró 43 meses

Durante todo este tiempo, un vecino de la zona permaneció imputado por la ley de drogas. Fue sobreseído tras un acuerdo de la defensa y la fiscalía.

Un vecino de la región que hace casi 4 años fue sorprendido durante un operativo con un poco más de 4 gramos de cocaína fue sobreseído finalmente por la Justicia federal roquense, luego de que la fiscalía consideró innecesario llegar a un juicio oral. La parte acusadora hizo hincapié en la escasa cantidad de droga y en el tiempo transcurrido desde el inicio de la causa penal.

El acusado estuvo muy cerca de ser juzgado por tenencia ilegal de estupefacientes luego de que la fiscal de primera instancia le imputó ese delito contemplado en la Ley 23737. Sin embargo, tras el análisis conjunto de su defensor oficial y la fiscal general, hubo acuerdo para reclamar su inmediato sobreseimiento al Tribunal Oral Federal de Roca (TOF).

Te puede interesar...

El imputado por la ley de drogas, de nombre Juan, fue el protagonista de la causa durante un total de 43 meses. Todo empezó a partir de una requisa policial, donde se le encontró en el bolsillo de una campera una mínima cantidad de cocaína: 4,4 gramos. A partir de ahí, se inició una extensa investigación, con distintas alternativas y el trámite final ante el TOF, donde el defensor y la fiscal coincidieron en un pedido de punto final para una acusación de escaso relieve.

Entre otros detalles, la fiscal se refirió a cinco cuerpos de expedientes que acumuló la investigación y que, tras repasarlos, no tuvo dudas de comunicar al defensor su intención de no acusar y solicitar un “sobreseimiento por atipicidad”. De esta forma, el TOF se pronunció coincidentemente.

Recuperó “el buen nombre y honor”

Entre otras medidas a favor del acusado por la tenencia ilegítima de estupefacientes, el Tribunal Oral Federal de Roca dispuso la devolución de la campera donde se encontraron los 4,4 gramos de cocaína -en el bolsillo derecho- y un teléfono Nokia, que también había sido secuestrado por la Policía.

Paralelamente, se aclaró que la causa “nada afecta el buen nombre y honor” del vecino.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario