El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
63% Hum

Caso Curruqueo: "El acusado armó toda una estrategia para estar al margen de la sospecha"

La jueza Agustina Bagniole prorrogó la prisión preventiva de Luis Omar Giménez, el peón rural detenido por el crimen. Advirtió que su conducta fue "fríamente calculada".

El acusado de matar a Carlos Curruqueo y enterrar su cuerpo en una chacra de Colonia María Elvira seguirá preso. Tras un cuarto intermedio, la jueza Agustina Bagniole extendió el plazo de la prisión preventiva que recae sobre el peón rural Luis Omar Giménez.

En principio, consideró que todos los indicios de sospecha, evaluados en su conjunto, apuntan al imputado como autor del hecho de homicidio calificado, ocurrido en octubre de 2021. Esos indicios, apuntó, no se modificaron. Y las nuevas pruebas aportadas no desvirtúan la teoría de la fiscalía.

Te puede interesar...

Entre los elementos de prueba, la jueza ponderó que la víctima y su camioneta nunca salieron de la chacra del acusado. Hay registros fílmicos que confirman esta situación. "No es un dato menor", sostuvo Bagniole.

Además está el relato de la principal testigo, quien mantuvo contacto telefónico con la víctima antes de que fuese asesinada y ofreció indicios respecto del móvil del crimen: una deuda que tenia que pagar el acusado por la compra de una camioneta.

Se suma el tractor presuntamente utilizado para enterrar la Renault Kangoo de Curruqueo, con él adentro. La pala sería compatible con el pozo realizado en la chacra.

Curruqueo búsqueda 01.jpg

Vale recordar que el hallazgo no fue en la casa de Giménez sino en una chacra que está a unos 800 metros. En zona de chacras, señaló la jueza, es corta la distancia. Hay además un camino que conecta el lugar del hallazgo con la propiedad de la víctima, por donde se cree que trasladó la camioneta y a la víctima hasta enterrarlos en un pozo.

La jueza tampoco pasó por alto la lona que envolvió el cuerpo y la encontrada en el domicilio del imputado. Aunque el análisis comparativo todavía no se concreta, a simple vista resultan similares.

Por esto y otros elementos no estuvo de acuerdo con el defensor Michel Richmann, quien sostiene que las pruebas no incriminan a Giménez como autor del autor, ni existe peligro de que entorpezca la investigación si queda en libertad.

Para la jueza, Giménez no sólo intentó desviar la investigación sino que fue mucho más allá con su accionar. "Armó toda una estrategia para mantenerse al margen de la sospecha", sostuvo. Primero dijo a la Policía que Curruqueo se había ido a La Pampa. Y se deshizo del cuerpo y de la camioneta para ocultar el crimen. "Tuvo conductas fríamente calculadas", agregó la magistrada.

Hay además medidas de prueba pendientes de ejecución, como saber el ADN de las manchas de sangre que encontraron en los borcegos del acusado. Y está la principal testigo, una mujer que expresó su temor porque en una oportunidad el imputado le confesó que había matado a varias personas y era un sicario.

Por todo lo expuesto, Bagniole extendió el plazo de la prisión preventiva. Giménez seguirá preso.

Acusado crimen Curruqueo 01.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario