El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
25% Hum

Cambios que marcaron una época en la forma de comunicar

De las viejas teletipos y máquinas de escribir hasta internet y las redes sociales.

Por Mario Cippitelli - cippitellim@lmneuquen.com.ar

El ruido de la teletipo era lo más parecido a una tortura auditiva, pero era tan constante que los que estaban cerca se terminaban acostumbrando.

Te puede interesar...

La teletipo era una máquina telegráfica que imprimía noticias permanentes a través de un rollo de papel bien ancho que había que cambiar cada vez que se terminaba. Para quienes trabajábamos en la redacción de LU5, hace unos 30 años, ese artefacto insoportable era nuestra ventana al mundo, ya que por allí llegaban las novedades de las agencias de noticias con las que se nutrían todos los medios de comunicación.

En medio de ese ruido infernal, había que saber identificar lo que se denominaban “despachos timbrados”, es decir, los anticipos de noticias importantes y urgentes que llegaban con el sonido de dos o tres timbres.

Los periodistas siempre íbamos a la teletipo a ver qué había de nuevo y a cortar los “cables”, como se le llamaba a la porción de papel que venía redactada con las novedades no solo de Buenos Aires, sino de otras partes del mundo. También los despachos incluían los servicios de meteorología, horóscopo, cultura y espectáculos.

Cualquier persona joven podría reírse hoy de semejante antigüedad, pero esa máquina era una herramienta fundamental del periodismo de aquella época, como los grabadores de cinta, los rollos en blanco y negro para los fotógrafos de los diarios, el fax, los dispositivos que transmitían las radiofotos, los handys, los teléfonos fijos y tantos otros artefactos que quedaron obsoletos con el paso del tiempo y la llegada de la tecnología. Los periodistas más viejos que yo se acordarán de otras antigüedades parecidas, seguramente.

Tuve la suerte –como muchos de mi generación- de ver los cambios vertiginosos que tuvo la tecnología al servicio de nuestro oficio durante los últimos 25 años y de cómo fue la transición del proceso analógico al digital, tanto en la radio como en el diario. Cada transformación que se producía parecía que se mantendría en el tiempo, pero los avances eran constantes y todas las incorporaciones tecnológicas que parecían modernas quedaban viejas o en desuso en cuestión de un par de años.

La irrupción de internet a fines de la década del 90 generó el cambio más profundo en todos los medios por igual, aunque fue la punta de lanza que abrió un camino que generaría más modificaciones, mucho más rápidas en el tiempo, como la aparición de las redes sociales, las plataformas web y los sistemas de comunicación.

Siempre que me encuentro con colegas que pasaron los 50 años y hablamos del oficio, inevitablemente salen del recuerdo estas formas de hacer periodismo que hoy parecen arcaicas, pero que mantienen la esencia de lo que indicaban los viejos manuales: chequear los datos, tener fuentes informativas, salir a la calle para tomar contacto con la realidad y, fundamentalmente, disfrutar la alegría y adrenalina que genera el hecho de encontrar una gran historia para contar.

Walter Pérez: “Se perdió mucho el contacto con la gente”

Wálter Pérez (62) es uno de los periodistas más “veteranos” de la región que permanece en actividad y que participó como testigo del avance de la tecnología en distintos medios de comunicación. Trabajó en la redacción de radios y diarios y actualmente sigue como corresponsal de la agencia de noticias Télam, desde 1985.

Los cambios en las herramientas para informar, desde mediados de la década del 90, fueron un punto de inflexión para los medios que hasta ese momento no conocían la era digital.

“Nosotros transmitíamos la información a través de una teletipo hacia la corresponsalía de Bahía Blanca, y esa cinta que se recibía era transmitida a la central de Buenos Aires. Con lo cual, esa información que yo transmitía a las 10 de la mañana, si el corresponsal de Bahía había salido a hacer una cobertura, recién cuando el volvía a la oficina la retransmitía. Podían pasar dos o tres horas a veces”, dijo a LM Neuquén.

El tema de las imágenes locales para que llegaran a Buenos Aires era otro problema. Recordó que por aquel entonces la agencia de Neuquén dependía de la buena voluntad de los pilotos de Aerolíneas Argentinas para llevar los rollos de fotos a Buenos Aires. En el aeropuerto los esperaba un mensajero de Télam que los llevaba a la agencia para que los revelaran y, a partir de ese momento, comenzaba el proceso de transmisión a todo el país.

“La transición fue muy fuerte. Cuando trabajábamos en el diario con las máquinas de escribir (las Lexicon 80), de un día para el otro aparecieron las primeras computadoras. Esos días fueron tremendos. En la agencia pasó algo parecido. Tuvimos que aprender de a poco”, asegura.

Pérez reconoce que toda esa época le genera nostalgia porque el contacto con la gente era muy directo. “Hoy ese contacto es prácticamente virtual”, opinó. Sin embargo, reconoció que con la tecnología de los últimos años “se trabaja mucho mejor”.

p12-f02-nqn(SCE_ID=431012).jpg

Fabián Bergero Periodista. Profesor en la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UNCo

1.¿Cómo viviste el cambio del periodismo a través de las tecnologías?

Fue un cambio lento al principio. Primero se incorporaron las computadoras, que reemplazaron a las máquinas de escribir. Después, los equipos de autoedición; hasta que llegamos a los diarios web, que al principio eran el volcado de lo que hacíamos en papel. Fue una transición lenta en esos primeros 20 años. Luego hubo un cambio bastante fuerte. A partir de allí empieza el debate sobre si cambió el modo de hacer periodismo. Y uno se da cuenta de que no, de que el periodismo se sigue haciendo en la calle, pero con la posibilidad de incorporar multimedia, hipertexto, canales de interacción con las audiencias, etc.

2.¿Creés que la irrupción de las tecnologías alejó a los periodistas de la calle?

Sí. Nos alejó mucho de la calle porque la web exige inmediatez y eso hace que el tiempo, que es el valor más preciado, se reduzca muchísimo. Creo que es uno de los debates pendientes. El periodismo se hace en la calle.

3.¿Las redes sociales son competencia para los periodistas?

No lo veo en términos de competencia. Lo veo en el término de un cambio de paradigma. La forma de comunicar estaba antes centralizada en los medios de comunicación, y ahora los periodistas hacemos periodismo en las redes sociales. Las responsabilidades son las mismas.

LEÉ MÁS

No descartan que el turismo pueda reactivar en las próximas semanas

En Neuquén ya hay más de un centenar de pacientes recuperados

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario