Cae un patachorro que arrastraba una moto robada

Es un menor del barrio Piedrabuena muy conocido por su actividad delictiva.

El problema de los menores delincuentes está muy lejos de resolverse, y la Policía trabaja para impedir el accionar de aquellos que son reincidentes y no muestran intenciones de poner fin a sus andanzas. Por ejemplo, ayer, agentes de la Comisaría 24ª pudieron atrapar a un adolescente que siembra el terror en el Piedrabuena y barrios aledaños. Se llevaba una moto a la rastra, pero los vecinos lo vieron y dieron aviso a la Policía.

El hecho ocurrió a plena luz del día, en un domicilio situado sobre calle Manuel Estrada. El ladrón atrapado utiliza distintos métodos para introducirse en las viviendas y ayer aplicó la técnica de los patachorros: a patadas derribó una puerta y se apropió de una moto Motomel nueva de 200 centímetros cúbicos. Aunque buscó huir rápidamente en dirección al Piedrabuena, fue visto por un vecino que alertó a la Unidad 24ª. Los efectivos concurrieron de inmediato al lugar y lograron reducirlo cuando arrastraba el vehículo.

El menor, de 17 años, fue trasladado a la comisaría e inmediatamente se informó a sus progenitores como también a Promoción Familiar. Fuentes policiales temen que en pocos días vuelva a delinquir.

Antecedentes

Robos en Neuquén y Cipolletti

Según fuentes policiales, el adolescente apresado ayer al mediodía tiene varios antecedentes por delitos cometidos en Neuquén capital y Cipolletti. Vive sobre calle Ecuador y sus vecinos del Piedrabuena están atentos ante cualquier sospecha o cuando se moviliza acompañado de desconocidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario