Cae Mamá Mono y su huerta de 200 plantas de valiosa marihuana

La plantación estaba en Costa Norte.

Una investigación de la División Antidrogas de la Policía Federal de Cipolletti permitió desbaratar la banda de Mamá Mono, que tenía un bosque de marihuana en el barrio Costa Norte y comercializaba semillas y droga. La organización contaba con un equipo de comunicación policial y varios documentos robados.

Durante varias semanas personal infiltrado de la Federal recorrió la zona cercana al río ya que tenía el dato de una pequeña banda familiar que operaba en el lugar. Desde la calle se veía a simple vista que en la casa se cultivaban plantas de marihuana por lo que se notificó al Juzgado Federal de General Roca, que dio la orden de allanar.

El jueves ingresaron los agentes de la División Antidrogas y se encontraron con un bosque en el que había más de 200 plantas de marihuana de más de 2 metros cada una.

La dueña de la casa, apodada “Mamá Mono” en la investigación, alegó como ardid tener las plantas debido a que sufre de migrañas. Durante la requisa del sitio que se hizo con los testigos estipulados por la ley, secuestraron unas 5 mil semillas de marihuana, 120 envoltorios con semillas, picadura de marihuana que se presume iba a ser comercializada y dos bolsas de consorcio con hojas secas de droga.

Además, secuestraron un equipo de comunicación policial y teléfonos celulares con los que se manejaba la pequeña organización. Entre otros elementos encontraron varias tarjetas de débito y DNI por lo que se presume que serían robados y que los documentos los utilizaban para evitar ser identificados correctamente.

La mujer quedó detenida y ayer fue trasladada a Roca donde quedó a disposición del Juzgado Federal.

Los efectivos de la Policía federal trabajaron por varias horas en la propiedad donde se hizo el procedimiento y se encargaron de retirar las tupidas plantas de Cannabis sativa.

No se descarta la imputación de otras personas ligadas a la detenida y se especula que la mujer, una vez indagada, podrá recuperar la libertad. De manera inicial, se le atribuiría el delito de comercialización de estupefacientes, con agravantes como el procesamiento y presunta venta de semillas.

Un secuestro sin antecedentes

El secuestro de las 200 plantas de marihuana en Costa Norte marca un récord y supera en forma amplia a otro procedimiento que generó una gran repercusión, realizado en una chacra en abril de 2010. En aquella oportunidad, la Brigada de Investigaciones de Cipolletti irrumpió en un predio de María Elvira y encontró una plantación compuesta por 146 ejemplares de Cannabis sativa, que alcanzaban una altura superior a los 3 metros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario