El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
73% Hum
LMCipolletti

Autorizan aborto a niña violada

La Justicia aceptó el pedido de los padres. Se trata de un fallo que puede sentar jurisprudencia. La joven tenía 12 años cuando se produjo el hecho.

Votaron a favor dos de los tres jueces de la Cámara en lo Criminal de Viedma. Buscaron preservarla de mayores daños psicológicos.

La Justicia de Río Negro dictó una sentencia que, si bien no es inédita en la provincia, podría sentar jurisprudencia en torno a una situación de permanente debate en la sociedad: los abortos no punibles en caso de violación. El fallo fue emitido por los jueces de la sala B de la Cámara en lo Criminal de Viedma y avalado por el Superior Tribunal de Justicia y permitió la interrupción del embarazo de una niña de 13 años.
En el país y en Río Negro ya se habían dictado sentencias similares, generalmente autorizando abortos a personas con discapacidades, físicas o mentales. En 2008, en Roca, se autorizó la interrupción de un embarazo a una adolescente sin discapacidades, pero con «serios riesgos de vida», según la fundamentación. En este caso, los especialistas y la Justicia entendieron que «la continuación del embarazo es un obstáculo para su recuperación» psíquica, lo que le otorga a la sentencia una trascendencia inédita.
El fallo fue emitido por mayoría, ya que dos de los tres jueces se pronunciaron a favor del pedido de los padres de la menor, cuyos nombres, al igual que el de la niña, se preservan por la difícil situación que atraviesan.
La Justicia ordenó la interrupción inmediata del embarazo, que es de entre 13 y 14 semanas. El procedimiento de interrupción deberá concretarse en el hospital Artémides Zatti, de Viedma, bajo responsabilidad de su director, Gonzalo Toundaián, y con la asistencia profesional del cuerpo médico forense, según lo dispusieron los jueces Jorge Bustamante y Pablo Estrabou, quienes fallaron a favor.
Los jueces mencionaron que se deberán disponer las medidas necesarias para la conservación de las pruebas para los estudios de histocompatibilidad, notificando al juez penal que investiga el abuso sexual sufrido por la menor, cuando tenía 12 años. La niña cumplió 13 años el 19 de marzo pasado.
El caso de la niña viedmense es similar al de muchos otros. Ésa fue una de las razones por las que los jueces determinaron su voto favorable a la solicitud de la familia (ver aparte).
Antes de la resolución, emitida el lunes pasado, se realizó una audiencia con la presencia de los padres de la menor, tres funcionarias judiciales, el director del hospital y seis médicos y profesionales de distintas áreas para analizar el caso planteado.

El hecho
De acuerdo con lo que pudo conocerse de esta causa, el hecho se generó a partir de la violación que el hombre de 64 años cometió en perjuicio de la niña a la que habría estado abusando durante un año consecutivo, en un hecho que además se encuentra en proceso de investigación. En la declaración de la niña tras conocerse el hecho, habría manifestado que sólo se produjo un hecho de abuso, aunque producto del shock y las consecuencias psicológicas de la violación, los especialistas aseguraron que reaccionó mediante un proceso de «negación».
La familia tomó conocimiento de la situación cuando se confirmó el embarazo de la pequeña. Allí, su familiar fue sindicado como responsable. El autor del hecho reconoció la situación y se entregó en la Comisaría Primera de la capital rionegrina, adjudicándose la violación.
De esta forma, la Justicia rionegrina sentó un nuevo precedente respecto de los abortos no punibles en busca, según se desprende del fallo, de preservar a la víctima de la violación de un agravante psicológico al hecho.


 Fundamentos de los votos

Las claves de la decisión de cada juez.

En base a los testimonios de la investigación del hecho, la evidencia científica y la opinión de expertos en diversas áreas médicas, los jueces Jorge Bustamante y Pablo Estrabou. Bustamante sostuvo que «debe edificarse sobre la vida, no sobre la muerte. pero está en juego la vida de la niña y esto implica una vida digna, sana en lo posible a pesar del abuso sufrido y (...) se advierte que la continuación del embarazo no solamente acarreará un grave daño en la salud psíquica». Ese concepto fue una de las pautas para fallar en favor de la familia.
Estrabou coincidió y sostuvo que la situación se encuadraba dentro del «Artículo 86 del Código Penal Argentino, que participo de su interpretación amplia, esto es, que no son punibles los abortos cuando el embarazo proviene: de una violación, de un atentado al pudor a una mujer idiota o demente o si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios».
En este sentido, Estrabou dijo que la situación no debió llegar a la justicia y cuestionó la determinación de las autoridades del hospital de Viedma, que «hace necesario otorgar la autorización, aún cuando estimo que nunca debió llegar a la Justicia porque la cuestión se encuadra en el Artículo 86, más cuando en el caso no ha mediado ninguna «objeción de conciencia» por parte del área de ginecología, según también lo afirmara el mismo funcionario», en referencia a la titular del área de ginecología quien participó de una de las audiencias judiciales.

Voto negativo
Por su parte, el juez Francisco Cerdera votó en contra del pedido de los padres de la menor, de interrumpir el embarazo. «Las opiniones vertidas en la audiencia coinciden en describir los síntomas de la menor: angustia, miedo, estado traumático psicológico», pero consideró que no hay certezas de que la interrupción del embarazo los alivie. Entendió que «no encuentro ningún motivo que autorice suprimir una vida en beneficio de la otra. El derecho debe proteger tanto la vida de la madre como la de su hijo».
También cuestionó duramente a las autoridades del hospital, al expresar que los médicos no «asuman los deberes y las responsabilidades individuales y profesionales que les son propias».


“No debió llegar a la Justicia”

La legisladora Milesi se mostró conforme con el fallo, pero expresó que la situación debió resolverse antes.

“Esto está escrito hace más de 80 años en el Código Penal, donde se explica cuáles son los abortos no punibles», reprochó.


La Legisladora de la Concertación Marta Milesi manifestó su conformidad por el fallo judicial que autorizó la interrupción del embarazo a la niña de 13 años violada en Viedma. Milesi, quien es precursora del aborto no punible en la provincia, resaltó que «el fallo sienta jurisprudencia en Río Negro» y adelantó que volverá a presentar el proyecto legislativo para evitar que estas situaciones requieran de la aprobación judicial.
En ese sentido, Milesi cuestionó que sea el foro judicial el que haya permitido la interrupción del embarazo. «Esto está escrito hace más de 80 años en el Código Penal, donde se explica cuaáles son los abortos no punibles, es decir los abortos que el Código Penal no pena. Tales como cuando corre riesgo la vida de la mujer o bien en el caso de una violación».
La legisladora recordó además que existe un protocolo del ex ministro de Salud de la Nación Gines García para los hospitales públicos que fue aprobado en el Consejo Federal de Salud del que participan todas las provincias donde se trata la situación y se marcan pautas de trabajo.
Por esta situación, Milesi aseguró que «esto nos permite, a la legisladora María Inés García y a mí, volver a analizar e impulsar el proyecto que regula la atención de los abortos no punibles para los hospitales públicos y la obra social provincial, que si bien no fue tratado lo volvimos a presentar y nos comprometemos a dar nuevamente el debate».
Milesi, quien es una defensora permanente de los derechos sexuales y reproductivos y médica de profesión, expresó que «no hay un hecho más aberrante en el cuerpo de una mujer que haber pasado por una violación, y en este caso puntual una niña de 13 años violada por la pareja de su abuela, terrible». Sostuvo que «el caso debería haber sido resuelto con el pedido de sus padres y el equipo de salud del hospital, pero esto en general no ocurre por eso es muy importante el fallo de la justicia rionegrina».
La legisladora destacó la labor de los abogados Ariel Gallinger y Francisco Digüero, que representaron a la familia.
Milesi sostuvo que, como «expresaron los jueces en la sentencia», hay un crecimiento de las denuncias por violación. «Por eso es importante este fallo, para que las familias se sigan animando a denunciar este tipo de situaciones».

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario