Atropelló a policía pero la acusarían por un delito leve

Hay diferencias entre fiscalía y querella por el caso de la automovilista allense.

El fiscal general de la provincia definirá si la automovilista borracha que arrastró a una mujer policía casi cien metros es juzgada por el delito de lesiones graves. Hubo diferencias en la parte acusadora y, por este motivo, se resolvió realizar otra audiencia.

De acuerdo con fuentes judiciales, surgieron opiniones encontradas entre la fiscalía, a cargo de Gustavo Herrera, y la querella, llevada adelante por un abogado particular. Mientras el representante del Ministerio Público Fiscal reparó en un informe de los médicos forenses para evaluar que debía acusarse por lesiones leves, el abogado querellante mostró su disidencia y recordó que la víctima permaneció más de un mes sin poder trabajar. En este marco, reiteró que la mujer identificada como Noelia Clause debe ser juzgada por lesiones graves.

Te puede interesar...

La audiencia que mostró los intereses opuestos de fiscalía y querella se desarrolló días atrás ante la jueza Florencia Caruso y abrió un paréntesis en el proceso que arrancó el 11 de junio del año pasado. Las partes acordaron la concreción de una audiencia para la unificación de la acusación, con la intervención de un representante de la fiscalía general de la provincia.

Apenas se confirme el delito que se le adjudicará a la imputada, se conocerá si la audiencia es presidida por un juez o un tribunal integrado por tres magistrados.

Por otro lado, si avanza el proceso por lesiones graves, Clause podría sufrir una pena de prisión efectiva. La mujer sólo estuvo presa algunas horas tras el incidente.

Se dio a la fuga tras frustrado control

El hecho que tuvo como protagonista a la mujer de Allen, Noelia Clause, generó una gran repercusión debido a que las consecuencias podrían haber sido más graves y, de manera fortuita, tuvo su epílogo en la garita de colectivos de Puente 83. Allí, Clause, con su Peugeot 207, chocó y fue interceptada por la Policía provincial.

La persecución había arrancado en el barrio San Pablo, cuando se negó a realizarse un test de alcoholemia y quiso darse a la fuga; una agente policial buscó impedirlo y fue arrastrada casi una cuadra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario