El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
34% Hum
LMCipolletti femicidio

Ataque planeado y a traición: así fue el intento de femicidio

El hombre que apuñaló a su ex pareja llevaba escondido un cuchillo y la agredió mientras estaba de espaldas. La víctima lo había denunciado días antes por violencia.

Días después de una denuncia por violencia de género, una mujer fue apuñalada por la espalda por su ex pareja. El hombre fue a su encuentro con un cuchillo escondido entre su ropa y la atacó mientras estaba de espaldas, indefensa, por lo que los investigadores consideran que se trató de un accionar planificado y a traición. La víctima sobrevivió gracias a la intervención de su hijo.

Tras la formulación de cargos contra el acusado, desde la Fiscalía se detalló la teoría sobre el intento de femicidio, que ocurrió en una panadería de Cinco Saltos, el domingo por la tarde. En base a pruebas y testimonios, los investigadores precisaron que la agresión fue premeditada.

Te puede interesar...

En el lugar, además de la mujer, se encontraba el hijo de ambos, quien le habría abierto la puerta y nunca vio el cuchillo. "Lo tenía escondido", lo que demuestra la planificación, afirman en Fiscalía.

Uno de los aspectos aún por determinar es qué pasó en las horas previas. La mujer había denunciado días antes al agresor, por violencia familiar. La Fiscalía desconoce aún qué intervención tomaron las instituciones que debían actuar, y cómo era la relación ya que el hombre se presentó en la panadería y entró sin problemas. La pareja estaba disuelta de hecho, pero el comercio sería de ambos. Ésa puede ser una de las explicaciones.

Dentro del comercio, el acusado fue al sector posterior, donde se encontraba su ex, extrajo un cuchillo de 16 centímetros y apuñaló a la víctima por la espalda, en el costado derecho. Su hijo acudió de inmediato y tras un forcejeo, logró quitarle el cuchillo y reducirlo hasta que llegase la Policía.

La mujer sufrió una herida de 10 centímetros de profundidad, pero se recupera. Según se afirmó en la formulación de cargos, fue ella misma quién pidió ayuda a la Policía luego del ataque.

El delito por el que se acusó al agresor es tentativa de femicidio, que tiene 15 años como pena mínima. Por ese factor, que sugiere riesgo de fuga, además del riesgo de nuevos ataques, se dispuso su prisión preventiva.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario