Arruinó la casa de su vecina y la Justicia ordenó que la arregle

El problema comenzó en el 2016 por una pérdida en una cañería que generó problemas en el departamento de abajo.

La Justicia de Cipolletti hizo lugar a una demanda por “daño temido” y ordenó a la propietaria de un departamento reparar de manera inmediata sus cañerías de agua para evitar que se siga deteriorando el inmueble de su vecina del piso inferior.

Los problemas entre las dos vecinas de un complejo habitacional construido por el IPPV se judicializaron en 2016, luego de que las pérdidas del departamento del primer piso comenzaran a provocar daños en el inmueble de la planta baja. Ante la falta de soluciones en el ámbito privado, la mujer llevó el caso a la Justicia y solicitó medidas de seguridad.

Luego de verificar que el peligro persiste a pesar de algunas reparaciones que se fueron realizando durante el trámite procesal, el juez en lo Civil Alejandro Cabral y Vedia resolvió “hacer lugar a la acción preventiva por daño temido interpuesta por la mujer contra su vecina y ordenar a esta última para que, en el plazo prudencial de 10 días corridos, proceda a practicar las reparaciones necesarias”. La sentencia prevé que, en caso de incumplimiento, la vecina de la planta baja podrá contratar personalmente las reparaciones “a costa de la demandada”.

En el expediente se acreditó que en el piso inferior existe “un importante deterioro en la losa sobre la cocina y el baño”, y que en el baño hay “desprendimiento del cajón del yeso que envuelve el colector de los núcleos sanitarios del conjunto de viviendas”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario