"Arreglemos esto entre nosotros, acá tengo una luca"

Un cipoleño borracho quiso sobornar a un policía neuquino y terminó acusado por cohecho.

“Arreglemos esto entre nosotros, acá en la mano tengo una luca”. Esa fue la frase que, tras chocar dos autos estacionados, un cipoleño de 39 años, tambaleando y con aliento etílico, le dijo a un sargento, al tiempo que le ponía mil pesos entre los brazos. Ante la clara negativa del efectivo policial, el conductor se molestó y terminó detenido. Ahora la Justicia neuquina lo acusó por el hecho.

La jueza María Gagliano avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Franco S., de Cipolletti, por cohecho activo.

Todo comenzó el 26 de abril, alrededor de las 21, en calles Pinar y Ushuaia de la zona centro este de la capital neuquina. Allí, llegó personal policial alertado por un accidente de tránsito acaecido media hora antes.

Una vez en el lugar, el sargento en cuestión advirtió que un Citroën C4 había chocado con al menos dos vehículos estacionados y que su conductor, caminaba a los tumbos y tenía aliento etílico.

Dada la situación, el uniformado solicitó que el personal de Tránsito se acercara a la zona para practicarle el test de alcoholemia correspondiente.

Fue en ese momento, mientras esperaban, que el cipoleño aprovechó y le puso mil pesos entre los brazos al sargento, que los tenía cruzados y agregó: “Arreglemos esto entre nosotros, acá en la mano tengo una luca”.

Tras exhibir la clara intención de soborno a otras personas que se encontraban en el área, el efectivo dejó caer el dinero al suelo y le indicó a un agente que se encontraba con él que pisara los billetes para que no se volaran.

Lo próximo fue detener al cipoleño, instante en que el fiscal Marcelo Silva describió que este se puso agresivo y les gritó: “Aceptá el dinero, toda la Policía es coimera y corrupta, sabes a cuantos he coimeado, todos lo reciben, justo vos no”.

Como parte de las pruebas existentes en la causa, el fiscal mencionó en audiencia tanto los testimonios del denunciante y de testigos, que habrían presenciado la secuencia.

Por su parte, el acusado fue representado por un defensor particular, que no puso objeciones al respecto de la provisoria formulación de cargos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario