Ante llamadas muy sospechosas, mejor cortar sin dar datos

Denuncian que una mujer realiza llamados extorsivos.

Por si acaso, la seguridad es lo primero. Desde la fundación Manos que Ayudan, su titular, Noemí Bascur, alertó sobre lo que puede ser una modalidad delictiva ante la cual lo mejor es estar preparados. Se trata de llamadas telefónicas que protagoniza una mujer que, en forma embustera, busca asumir la personalidad de algún familiar de la persona que atiende. Sus propósitos son desconocidos ya que las potenciales víctimas tuvieron el tino de cortar.

Bascur expresó que ha tenido conocimiento de tres casos hasta ahora. Uno de ellos lo recibió su madre, de 70 años, en el barrio Alanís. Los otros dos también fueron contestados por mujeres, una de ellas de 46 años y la otra de 80. Ambas situaciones ocurrieron en El Manzanar.

La dirigente manifestó que la desconocida que llama busca asumir de inmediato un grado de suma familiaridad y, por ejemplo, en el episodio que le pasó a su madre le dijo: “¡Hola, ma!” y enseguida agregó: “¿No me conocés?”, intentando asumir una proximidad sospechosa y peligrosa.

En los otros casos se repitió la maniobra de canchera cercanía personal pero, por fortuna, en las tres circunstancias quienes atendieron resolvieron cortar sin dar datos. Precisamente, Bascur destacó la necesidad de que la gente que reciba este tipo de llamadas no le siga la corriente a la desconocida ni brinde información alguna y corte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario