El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
26% Hum
LMCipolletti

Al borde de la muerte tras un brutal ataque

A dos jóvenes les dispararon en la cabeza a través de una ventana. Sus estados eran gravísimos.

El hecho ocurrió en José Hernández y Ecuador. El agresor llegó en un auto, acompañado de una mujer.
 
Dos jóvenes se encontraban en estado gravísimo luego de haber sido baleados mientras estaban dentro de una vivienda del barrio Don Bosco. Uno de ellos recibió dos balazos en la cabeza y el restante, uno. "Los pronósticos no son buenos", aseguró la directora del hospital, María Luz Riera tras varias horas de atención médica.
La balacera se produjo aproximadamente a las 15.30 en una vivienda de calle José Hernández, a pocos metros de la esquina con Ecuador. Hasta ese lugar llegó un vehículo "rojo o bordó", según mencionaron vecinos. Del rodado bajó una persona que ingresó a la propiedad y disparó a través de una ventana.
En la escena la Policía no confirmaba el estado de los dos heridos, mientras los vecinos daban por muerto a uno de ellos y exigían “que se muevan para buscar a los que dispararon y lo mataron”, tal como repetían observando de cerca el desempeño de los encargados de la pesquisa.
Sin embargo, al cierre de esta edición, ambas víctimas (cuyas identidades no fueron suministradas) permanecían internadas en el hospital cipoleño en estado gravísimo, pero con vida.
A uno de ellos se le diagnosticó muerte cerebral, mientras que el restante era intervenido quirúrgicamente "por un gran hematoma en el cráneo". Los médicos intentaban descomprimirlo mediante una cirugía "compleja y riesgosa" para mejorar sus chances de sobrevivir.
Los dos heridos pasaron varias horas inconcientes y su situación era "muy comprometida", explicó Riera.
 
Datos
La Policía informó que el auto sería un Ford Escort, aunque no estaba confirmado. En el vehículo se movilizaba, además del presunto homicida, una mujer. Huyeron rápidamente de la escena logrando escapar del lugar del hecho, que está ubicado muy cerca de la Comisaría 24.
Un gran despliegue policial se montó en el lugar, con móviles custodiando las inmediaciones y unos 15 efectivos dispuestos en la vivienda para realizar peritajes.
Se comprobó que los jóvenes fueron atacados con un revólver, pero no estaba establecido el calibre.
Tampoco pudo confirmarse si el agresor efectuó sólo los tres disparos que impactaron en las víctimas, o si éstos pudieron defenderse del ataque.
Según los primeros testimonios, el hecho se habría desencadenado en unos pocos segundos, sin discusiones ni peleas de por medio.
La recopilación de datos en torno al caso no fue sencilla. Los  posibles testigos del episodio y los moradores de viviendas aledañas al lugar del hecho fueron "muy reticentes" a brindar información que permitiese orientar la investigación y la búsqueda de los autores de la brutal agresión, según confiaron fuentes policiales. En el sector, por momentos hubo un clima tenso con allegados a las víctimas.
 
Ajuste de cuenta
s
Según confiaron fuentes de la Regional V, uno de los heridos tiene antecedentes policiales y el restante "se relacionaba con gente de importante prontuario".
Vecinos afirmaron que el ataque habría obedecido a un ajuste de cuentas y ésa misma  versión habrían entregado a los investigadores.
Sin embargo, el comisario Raúl Fuentes, a cargo de la unidad, aseguró que no se descartaba ninguna línea de investigación.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario