Al ARA le habría entrado agua por tres agujeros

El submarinista Horacio Tobías estimó que el submarino chocó con la proa en el fondo del mar

Chubut. El primer análisis de las tres fotografías del Ocean Infinity determinó que la implosión del submarino San Juan habría sido provocada, en principio, por “tres ingresos de agua de mar” y el buque habría chocado con la proa en el fondo del mar.

Horacio Tobías, el capitán de fragata y ex jefe de inmersión del San Juan, analizó las fotos y dio una primera hipótesis de qué pasó luego de la implosión del buque el 15 de noviembre de 2017 cuando llegó a una profundidad de 468 metros, pasando la llamada profundidad de colapso. La secretaria de Gestión Presupuestaria y Control del Ministerio de Defensa, Graciela Villata, estimó que las 67 mil fotos que tomó el robot submarino el 29 o 30 de noviembre llegarán por valija diplomática desde Ciudad del Cabo hasta el edificio Libertad, sede de la Armada. La valija la traerán los dos suboficiales submarinistas embargados en el Seabed de la empresa norteamericana Ocean Infinity. La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, mandará a su secretario personal o irá ella misma a buscar las fotos, que estarán bajo secreto de sumario mientras dure su análisis para intentar determinar las causas del naufragio.

Te puede interesar...

907 metros

A esa profundidad se encuentra el ara san Juan, en un cañadón a 500 kilómetros de comodoro rivadavia, chubut.

“Es tecnológicamente imposible reflotarlo a esa profundidad y ubicación”. Oscar Aguad ministro de defensa

Con las fotos de alta definición y videos se podrá hacer un mosaico metro cuadro por metro cuadro de los escombros metálicos que rodean al San Juan en un diámetro de 70 a 100 metros e incluso tratar de realizar una recreación digital. La hipótesis más probable de la causa del accidente, que estará incluida en el informe que tres expertos submarinistas entregarán al ministro de Defensa, Oscar Aguad, supone que durante la tormenta del 14 de noviembre entró agua a las baterías de proa por la válvula Eco19 que provocó un principio de incendio. El comandante del buque, Pedro Fernández, ordenó luego ir a un plano profundo (40 metros) y después por una chispa hubo una explosión provocada por el hidrógeno de las baterías que mató o neutralizó a la mayoría de los 44 héroes. Luego el submarino se fue a pique e implosionó a los 468 metros de profundidad con una energía equivalente a 2 mil kilos de TNT y 20 minutos más tarde chocó contra el fondo del mar, donde fue hallado a 907 metros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario