Acosadores del colectivo amenazan a su víctima

La joven que los denunció recibió mensajes intimidatorios por Facebook.

Rocío, de 23 años, es una de las chicas acosadas a bordo de un colectivo hace unos días. Tomó la decisión de escrachar a los cuatro hombres que estaban sacando fotos y filmando a varias de las pasajeras y los denunció. Sin embargo, los sátiros no sólo quedaron libres, sino que se contactaron con ella por Facebook y la amenazaron violentamente.

Los sospechosos, todos oriundos de la provincia del Chaco, y familiares de ellos le mandaron mensajes intimidatorios. “Nosotros somos chaqueños, sabemos respetar, inventaron todo, mangas de mugre. Les vamos a enseñar a respetar”, fue una de las tantas amenazas que recibió Rocío.

Pero además de la cataratas de mensajes y acusaciones, también hubo lamentables comentarios de otros usuarios que llegaron incluso a justificar el accionar de los acosadores. “Hijas de puta, salen a la calle mostrando el culo y las tetas y cuando las miran unos laburantes se sienten violadas”, fue otro de los tantos lamentables comentarios. Hasta mujeres se sumaron a esa tendencia, asegurando que le sacaron fotos “porque es linda” y que debería sentirse “halagada” por el accionar de estos cuatro individuos.

Lamentablemente, la Policía tampoco tomó muy en serio la denuncia, ya que le informaron a la propia Rocío que el acoso que habían sufrido ella y otras chicas menores de edad arriba de ese colectivo de la empresa Ko-Ko no era un delito, ya que no había habido ningún tipo de agresión física ni verbal.

Ante ese panorama, viendo ya que nada se iba a hacer al respecto, Roció tomó la decisión de escrachar a los cuatro acosadores, a quienes había fotografiado arriba del colectivo. Lo hizo a través de Facebook, donde la publicación se compartió miles de veces y las fotos comenzaron a circular como reguero de pólvora.

A los cuatro hombres les molestó la denuncia y el haber tenido que dar explicaciones en la comisaría, pero mucho más el escrache a través de las redes sociales y LM Cipolletti. Y así se lo dejaron claro a la joven, a quien acusaron de haberlos ensuciado públicamente.

Les sacaban fotos y las filmaban

El viernes pasado, en un colectivo Ko-Ko, cuatro hombres sacaban fotos a diferentes pasajeras con fines que se desconocen. Las víctimas le contaron al chofer lo que pasaba, y les dijo: “Tengan cuidado cuando bajen”. Una de las chicas, menor de edad, entró en pánico y llamó a su papá, quien a su vez dio aviso a la Policía y esperó el colectivo en la parada de 9 de Julio e Italia. El conductor quería seguir viaje pero lo pararon hasta que llegó la Policía y los cuatro sospechosos fueron trasladados a la comisaría por averiguación de antecedentes. Una pasajera, testigo de la situación, aseguró que vio cómo uno de los hombres mandaba la foto de una de las chicas por Whatsapp. En la comisaría les dijeron que lo que había ocurrido no era delito, por lo que a las horas los cuatro hombres fueron liberados.

“De camino a casa quiero sentirme libre, no valiente”

Rocío Muguerza (23), la joven que denunció a los acosadores del colectivo que la filmaban y fotografiaban a ella y a otras chicas menores de edad arriba de un colectivo, es ayudante alumna en la carrera de Arte. Fue la encargada también de hacer que se conozca este caso y que salten a la luz muchos otros similares de los que son víctimas muchas mujeres a diario en la región.

Contó que en su labor artística hace ya tiempo que el feminismo es una de sus materias primas más importantes. En ese sentido, asegura: “El feminismo te empodera. No importa para qué eran las fotos, es un delito”.

Ante algunas críticas que recibió sobre su actitud, en las que la tildaban de haber sido algo exagerada en su reacción, dijo que prefiere ser catalogada de extremista antes que de tibia. “Hay una realidad y es que las mujeres no se callan más, estamos unidas. Espero que muchas más puedan defenderse y que las cosas cambien”.

Pero la realidad es que las mujeres, más allá de los avances que han ido logrando, no se sienten seguras caminando por la calle ni viajando en un transporte público, con un miedo permanente a ser violadas, secuestradas o asesinadas. “De camino a casa quiero sentirme libre, no valiente”, concluyó.

LEÉ MÁS

Filman y les sacan fotos a chicas en colectivos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario