A bajar los decibeles de autos y motos porque arrancan las multas

El Municipio multará a los dueños de motos y autos ruidosos.

El Municipio adquirió un nuevo equipamiento para la Dirección de Tránsito, con el cual podrá medir los decibeles emitidos por los vehículos. Controlarán caños de escape de motos y autos y los estéreos, para evitar que el ruido supere los niveles permitidos. En caso de que esto ocurra, se harán multas.

Los controles de tránsito comenzarán a incorporar la medición de los ruidos molestos, aunque primero habrá un período de prueba. Luego de un par de semanas sí arrancarán con las multas para los que no cumplan con los rangos permitidos. Según indicó la jefa del área, Mónica Ramos, la medición de los ruidos irá de la mano con el control de documentación y el de alcoholemia.

“Estamos realizando los controles de comprobación de los ruidos en diferentes áreas de la ciudad para ser tomados como rango. El aparato también toma el ruido ambiente y es necesario tenerlo en cuenta a la hora del control”, explicó la funcionaria en diálogo con LM Cipolletti.

A su vez, Ramos dijo que, para el caso de las motos, el inspector se pondrá a un metro y medio de distancia y le pedirá al conductor acelerar a fondo. Mientras que con los autos será algo similar, sólo que se le sumará también el ruido del estéreo. “El control de la música se realizará desde el exterior, y también en el interior con puertas cerradas”, comentó la directora municipal de Tránsito.

Desde Tránsito señalaron que el control de los estéreos debe realizarse en el momento justo en que el conductor está con música excedida de los límites, sea manejando o con el vehículo estacionado. Los vecinos podrán llamar y denunciar estos ruidos molestos para que los agentes acudan a controlar y labrar, en caso de ser necesario, la sanción correspondiente.

Los rangos permitidos están entre 70 y 90 decibeles, y quienes excedan los límites serán multados por una contravención y la jueza de Paz resolverá el monto a pagar.

Desde el Municipio explicaron que el período de prueba tiene como uno de sus objetivos que los inspectores se familiaricen con la nueva tecnología incorporada. Pero la idea es que también sirva para educar a los vecinos durante algunas semanas y que sepan que los caños de escape recortados y los equipos de audio adulterados están prohibidos.

Ruidos de motos, un problema histórico

Las quejas por las motos ruidosas en la ciudad se repiten hace ya muchos años. Los caños de escape modificados generan estruendos similares a disparos y causan gran sobresalto entre los vecinos a diario. Los controles de los inspectores no han surtido efecto en ese sentido. Hasta ahora sólo podían realizar tests de alcoholemia y chequear que contaran con la documentación necesaria para circular. Sin embargo, ahora con el decibelímetro contarán con una herramienta para combatir los ruidos que tanta molestia generan.

LEÉ MÁS

Tránsito Municipal comenzará a controlar los ruidos de caños de escape y estéreos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario