El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
23% Hum
LMCipolletti

Weretilneck, tajante y contundente

El gobernador se refirió a la situación de la fruticultura, en la cual este año "no hay margen para locuras" en materia de protestas. En el tema de los contratados del Estado, pidió autocrítica a gremios y empleados.

El mandatario clamó por sentido común frente a la cosecha, ante un panorama difícil en el sector.
 
El gobernador Alberto Weretilneck tuvo expresiones contundentes en torno a los principales temas de la actualidad en la provincia. En relación a las negociaciones salariales en la fruticultura, manifestó que “este año no hay margen para locuras”, por lo que reclamó “sentido común” a los dirigentes gremiales y empresariales. En cuanto al espinoso asunto de los contratados del Estado provincial que se pueden quedar sin trabajo, expresó que “a nosotros como gobierno del Frente para la Victoria nadie nos va a negar la posibilidad de revisar los contratos”.
Agregó en este aspecto que “nosotros propusimos cambio y transformación y nadie nos va a torcer el brazo para producir cambios, ni los dirigentes gremiales ni ningún trabajador. Porque esto fue lo que votó el pueblo de Río Negro cuando un 53 por ciento respaldó a Carlos Soria”, el fallecido mandatario provincial.
Weretilneck se expresó así en una extensa entrevista que concedió a la radio LU19, en la que se explayó sobre diferentes aspectos de su gestión.
Sobre el tema de la Fruticultura, indicó que “todo el mundo tiene derecho a estar enojado porque hoy, la fruticultura como está, es inviable. Entonces, cada uno tiene que ceder un poquito con sus aspiraciones, porque cediendo cada uno vamos a poder levantar la cosecha y sobrevivir un año, mientras podamos nosotros después, durante el invierno, generar un proyecto frutícola”.
 
Productores, sin posibilidad

Fue categórico en cuanto a que en esta temporada “el pequeño y mediano productor no podría hacer frente a ningún incremento salarial, a ninguno, sin embargo están poniendo lo mejor de sí para poder colaborar y sacar la cosecha adelante”.
Describió un panorama difícil para exportación de fruta y muy negativo en materia de precios, con lo cual “tampoco hay la rentabilidad de años anteriores. Todos aspiramos a que los trabajadores ganen más, pero a veces es preferible ganar un poquito menos y tener trabajo y no querer ganar mucho y quedarse en la puerta del galpón sin trabajo. Esto es lo que tienen que decidir los dirigentes gremiales y dirigir los trabajadores".
Señaló que “no hay compromisos de las empresas de comprar frutas a los productores tampoco” y dijo que “el panorama es muy difícil, por eso que el llamado a todos los actores de la cadena, a productores, sindicatos, dirigentes gremiales y dirigentes empresariales a que pongamos cada uno lo mejor de nosotros para encontrar una salida al menos para esta cosecha”.
 
Expoliación
Sostuvo que “también tenemos que seguir trabajando con la industria para que no vuelva a hacer lo del año pasado que fue directamente una expoliación al pequeño y mediano productor, con los precios que se pagaban por la fruta”.
En tono imperioso, afirmó que “este gobierno provincial no va a dejar que el complejo frutícola se derrumbe y haremos todas las acciones públicas y privadas necesarias para que todos aquellos, empresas exportadoras, jugueras, dirigentes gremiales y productores, tengan la inteligencia necesaria para salir adelante”.
Expresó que “estamos pidiendo en nombre del gobierno que haya sentido común y esperemos que mañana a la mañana (por las paritarias de hoy) todos tengan un poquito de sentido común y no generen medidas que perjudiquen a todos”.
En relación con la desvinculación de contratados, aclaró que al 31 de diciembre del año que pasó “había 4.219 personas con contrato firmados entre el trabajador y el gobierno radical que vencían el 31 de diciembre. Es decir, todos los contratados sabían que el 31 de diciembre se vencían sus contratos. Contratos firmados con el gobierno anterior, o primero para tener en claro, porque si no parecería ser acá que la culpa es de este gobierno”.
 
Caso por caso
Precisó que “lo que está haciendo este gobierno es analizar caso por caso, si esos contratos vencidos el 31 de diciembre necesitan un nuevo contrato. Esta es la discusión. Si personas contratadas por el gobierno anterior que venía a un ritmo de ingresos de empleados públicos de 12 trabajadores por día”.
Informó que Río Negro tiene hoy 47.000 empleados públicos, que insumen con sus salarios el 82 por ciento de los ingresos de la provincia.
El panorama, al asumir la nueva administración, era de “miles de empleados y encima mal pagos. Entonces, también los dirigentes públicos estatales, también los trabajadores públicos estatales tienen que hacer una autocrítica de lo que pasó en los últimos 28 años y tienen que entender que lo que estamos viviendo hoy es la consecuencia de lo que sucedió en el Estado provincial hasta el 10 de diciembre”.
Puntualizó que mañana y el miércoles se harán reuniones, en las que no está segura su participación, entre la provincia y los gremios estatales para analizar caso por caso la situación de cada contratado. Tras enfatizar que su gobierno no continuará con “las prácticas” de los 28 años de gestión radical, indicó que “si la gente de ATE piensa que hay que seguir de la misma manera que veníamos de antes, bueno, que lo digan claramente pero no planteen falsas opciones. Acá no hay ningún proceso de ajuste como se los conoció en los '90. Acá lo que hay es un proceso de reevaluación del funcionamiento en el Estado y de quienes trabajan en el Estado”. Agregó que lo que su gobierno espera es que “los dirigentes no defiendan lo indefendible y se pongan al lado del pueblo”.

Satisfacción por detención de Montecino

La detención del prófugo Héctor Montecino “es una excelente noticia para los cipoleños en particular y para todos los rionegrinos también”, manifestó el gobernador Alberto Weretilneck.
Indicó que la lucha contra los narcotraficantes “es el objetivo número uno en la política de seguridad del gobierno provincial y de la Policía que estamos reconstruyendo”.
Expresó que si bien falta todavía la aprehensión de otra integrante de la familia que permanece prófuga, el trabajo de la Justicia Federal permite avizorar que “estamos bastante cerca del final de esta banda de narcotraficantes que nos volvió locos durante tanto tiempo y que complicó tanto las cosas en Cipolletti”.
En otro orden, el mandatario adelantó una denuncia que se hará esta semana contra una empresa pública que el año pasado “perdió plata y sus tres directivos que eran funcionarios radicales se dieron de premio un bonus de 60 mil pesos cada uno”. Precisó que en otra firma relacionada con el Estado se observa una situación similar.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario