El clima en Cipolletti

icon
Temp
77% Hum
LMCipolletti Valentín

Valentín asimila el trasplante, con una reacción esperada

El nene de 7 años alcanzó los glóbulos blancos requeridos para confirmar que su organismo aceptó la médula ósea donada. Surgió una reacción en la piel que están tratando.

Te puede interesar...

El pequeño Valentín se agiganta ante las adversidades y resiste con una fortaleza que conmueve. El chiquito de 7 años que padece leucemia desde los 3 y que también atravesó un cáncer de testículo, está asimilando con éxito la médula ósea que recibió hace casi un mes en el hospital de Niños de Buenos Aires.

Era la noticia más esperada. Necesitaba 1.000 glóbulos blancos para confirmar la aceptación del trasplante y los superó largamente. Un medicamento que le suministraron para estimular su producción resultó muy efectivo, que en pocas horas alcanzó las 9.000 unidades.

Es una muestra que “la médula está prendida”, explicó Carla, la mamá.

“Si la médula no produce, el estimulante no hace nada. Se ve que estaba produciendo, porque cumplió su objetivo”, destacó.

La sorprendente evolución afianzó la posibilidad de que Valentin recibiera el alta y pudiera instalarse en el departamento que sus padres tuvieron que alquilar en la ciudad capital, pero una repentina reacción en piel lo impidió.

Carla precisó que es una manifestación esperable en los pacientes trasplantados y que si bien no es alarmante, preocupa el riesgo de que se genere una infección.

Es más, resaltó que otros trasplantados sienten las consecuencias en otros órganos, lo que puede ser mucho más grave.

“Gracias a Dios, dentro de todo, que aparezca en la piel es más leve y tratable, porque puede aparecer en el hígado o corazón o en todas partes”, aclaró.

Agregó que es un proceso de adaptación del huésped que se puede extender entre seis meses y un año.

“Muchas veces el cuerpo desconoce lo que le ingresa. Lo rechaza. En este caso puede ser que la piel se esté sintiendo atacada”, detalló la joven, quien permanece junto a Valentín sin salir del establecimiento sanitario desde hace –hoy- 34 días, mientras su esposo Diego Verón los asiste desde el exterior.

Ya lo examinó una dermatóloga y le prescribió corticoides y distintas cremas para calmarle el ardor y la picazón, que lo tienen muy inquieto al nene.

“Hoy (por ayer) está mejor. Anoche lloraba y se rascaba. Le dolía, le ardía. Todo junto”, lamentó la mamá.

Pero como la especialista no le confirmó un diagnóstico certero, hoy le realizarán una biopsia que determine el cuadro. El resultado estará en los próximos días.

La necesidad de contar con recursos

Aunque a Valentín lo atienden en un hospital público, hay carencias que ellos mismos enfrentan. Medicamentos (como las cremas para la piel que costaron algo más de 13 mil pesos), alimentos para su dieta especial y gastos de estadía en Buenos Aires. Ni Carla ni Diego tienen trabajo, y están pasando una situación económica apremiante, además de la incertidumbre de tener a su chiquito en ese estado. Sus familiares se las ingenian para obtener recursos de donde sea. Hacen campañas, piden ayuda a la comunidad.

Su abuela Claudia ahora organizó una rifa con 10 premios donados. Cada número tiene un costo de 150 presos y se pueden adquirir en Miguel Muñoz 1.579 o al celular 299 6822139, con Mercado Pago. Sorteará por Lotería Nacional el próximo 7 de mayo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.5% Me interesa
87.5% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario