Urcera fue séptimo en un Óvalo infartante por el Súper TC 2000

Apasionante quinta fecha en Rafaela.

La carrera de autos en el Óvalo de Rafaela suele colgarles una cucarda a los grandes pilotos, por eso el arribo de Manuel Urcera en la séptima posición es una gran noticia para el rionegrino que, aunque relegado en la pelea del campeonato, volvió a entregar buenas sensaciones.

El local había arribado sexto ante las cámaras de televisión, pero luego fue recargado con una posición por haber sobrepasado mientras transitaba el auto de seguridad.

Después de un sábado complicado en la clasificación, el número 51 partió en el noveno puesto de la grilla en la provincia de Santa Fe.

El desgaste de los neumáticos hizo estragos en el Cruze de Bernardo Llaver, primero en la vuelta 11, y en el Toyota de Matías Rossi en la 16, lo que llevó a impactar de lleno contra el Renault del líder del campeonato, Facundo Ardusso.

Por fortuna no hubo que lamentar daños físicos en ninguno de los protagonistas, lo que también sirvió para entregar una gran nota a las cuestiones de seguridad de los autos más tecnológicos del continente.

Citroën primero

Ante las interrupciones, hubo un común dominador a lo largo de todo el fin de semana en el templo de la velocidad: la solvencia en el C4 de Facundo Ardusso, que sumó todo lo que estuvo en disputa.

El compañero de Urcera con la marca de acento francés fue el mejor de la clasificación y el líder durante toda la final que por las interrupciones se cerró por tiempo y con las sirenas de seguridad por delante del Citroën. Acompañaron en la premiación Emiliano Spataro con Renault y Agustín Canapino con el Cruze.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario