Una joven denunció que un taxista intentó drogarla en pleno viaje

Ocurrió en Roca. Se sintió mareada y logró bajar del auto por casualidad. En Cipolletti hubo denuncias de situaciones similares en colectivos.

Miradas raras, movimientos sospechosos, un spray que la roció desde atrás y un mareo que se apoderó de todo su cuerpo fue lo que una joven de Centenario vivió al tomarse un taxi en General Roca. Denunció que intentaron drogarla.

Todo ocurrió el domingo cuando Laura, de 24 años, había ido a visitar a una amiga que vive en Roca. A la vuelta, como se hizo de noche, tomó un taxi hasta la parada del colectivo Ko-Ko. Denuncias similares se han radicado en Cipolletti, pero en paradas de colectivos y con métodos menos sofisticados.

“El taxista no dejaba de mirar por el espejo retrovisor a la vez que apretaba varias veces un dispositivo”, relató Laura. Cuando faltaban pocos metros para arribar a destino, sintió un sonido tipo spray en el lado izquierdo de su cara. “Vino como de la cabecera del asiento. Comencé a sentirme mareada y como que mi cuerpo se dormía. No coordinaba y sentí que me faltaba el aire. Como pude, logré abrir la ventanilla para poder respirar”, explicó.

Fue en ese momento, que escuchó al taxista decir “Nos cagó”, en clara referencia a que había abierto la ventana para evitar que la droga hiciera efecto. “Me asusté”, confió.

Cuando detuvo la marcha, se bajó, corrió y le hizo señas al colectivo para que se frenara. “Apenas podía controlar mi cuerpo, ni bien me senté, dejé de sentirlo y por miedo a desmayarme me mordía el labio y la lengua para mantenerme consciente. Recién por Allen pude sentir mis manos y le escribí a mi amiga para que averiguara por la base y el taxista para denunciarlo”, relató aún angustiada. Aún no consiguieron identificarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario