Un policía retirado violó a una nena en sus vacaciones

La menor fue a disfrutar con su mamá y cuando se quedó sola, su padrastro abusó de ella.

Otro aberrante caso de abuso está bajo análisis de la Justicia cipoleña y podría derivar en una condena de muchos años de cárcel para el acusado. En la semana que pasó, un policía retirado de la fuerza neuquina tuvo que sentarse en el banquillo para escuchar los cargos en su contra por la violación de una nena de sólo 12 años. La menor es hija de la pareja del depravado y se encontraba de vacaciones cuando fue atacada sexualmente. Por ahora, el ex uniformado permanece libre.

Los hechos de abuso sexual contra menores se suceden en distintos ámbitos y, lamentablemente, se incrementan sin pausa, con víctimas de distintas edades. Uno de los últimos casos que llegó a los tribunales de Cipolletti ocurrió el año pasado, durante las vacaciones de invierno. Fue el momento elegido por un depravado para abusar de la hija de su pareja, precisaron fuentes allegadas a la causa penal.

Según se supo, la menor vive con su padre biológico y fue a pasar el receso invernal con su mamá. En estas circunstancias, y cuando disfrutaba de su tiempo de descanso, el abusador la violó cuando se encontraban solos. Tras someterla, la amenazó para que no contara nada.

La nena guardó silencio y recién se quebró en una entrevista con personal judicial, cuando estaba acompañada por una amiga. Ahí brindó los detalles de lo sucedido y enseguida se le dio intervención al Ministerio Público de Cipolletti.

Debido a que la víctima es menor, no trascendieron mayores detalles sobre la identidad de los involucrados y el lugar del abuso. Tras la denuncia, se pudo avanzar en la pesquisa y la semana pasada se celebró la audiencia de formulación de cargos ante la jueza de garantías Florencia Caruso. El acusado estuvo acompañado por un abogado particular y fue informado sobre su inminente juzgamiento por el delito de abuso sexual con acceso carnal, con la posibilidad de que se consideren otros agravantes.

Sobre el depravado se supo que integró la Policía neuquina y que se retiró no hace mucho tiempo. A pesar de que la nena abusada no vivía con su mamá, el año pasado aceptó pasar sus vacaciones en su casa. Esta circunstancia fue aprovechada por el abusador para cometer el hecho.

El depravado seguirá libre

Al igual que en otros casos, el violador no está preso y muy posiblemente permanezca en esta condición hasta que la sentencia quede firme. En cuanto a las pruebas, será fundamental el relato de la víctima en cámara Gesell y los aportes de su mamá.

Ya superada la instancia de la formulación de cargos, en marzo se concretaría el control de acusación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario