Un piquete que generó caos en el centro cipoleño

Reclamaron alimentos y materiales de construcción para comedores.

El centro cipoleño fue ayer un verdadero caos durante gran parte de la mañana, a causa de una protesta realizada por el Frente Popular Darío Santillán. Los manifestantes se apostaron frente al edificio municipal y cortaron la circulación en la calle Yrigoyen. El objetivo era solicitar alimentos y materiales de construcción para los comedores y merenderos de las diferentes tomas de la ciudad. Además, pidieron explicaciones de por qué dieron de baja la ayuda económica que los cocineros de los centros comunitarios venían recibiendo.

María José, una de las referentes de la agrupación social, explicó que en diciembre del año pasado habían llegado a un acuerdo en el que el Municipio se comprometía a pagar una suma de dinero a aquellos voluntarios que trabajaran en los sectores más vulnerables.

Te puede interesar...

“En enero nos enteramos de que esto no iba a ser así y que el acuerdo quedaba sin efecto. Nadie nos dijo nada sobre esto y tampoco nos han atendido desde el Municipio ni Tortoriello, quien nos prometió todas estas cosas”, explicó.

Por otra parte, afirmó que dentro de todos los pedidos que realizaron se encuentra la regularización de entregas de alimentos para comedores y merenderos, como así también materiales de construcción para poder seguir ampliando los centros comunitarios.

La protesta llevaba un par de horas y las respuestas no aparecían, hasta que Sandra Contreras, a cargo del área de Desarrollo Humano, los recibió.

La respuesta oficial por parte del Municipio a los planteos realizados por el Frente Darío Santillán fue que este año deberán “priorizar subsidios porque los recursos son escasos”.

En ese sentido, Contreras explicó que “desde la organización social hablan de salarios” y que esto corresponde a un “problema conceptual” porque la Municipalidad lo que les brinda es un subsidio.

“El Municipio está presente pero no podemos solucionar el problema de todos porque el recurso es escaso”, agregó la funcionaria al explicar la base del conflicto, el cual ya viene desde el año pasado.

“En diciembre logramos un acuerdo con Tortoriello y en enero nos dicen que ese acuerdo quedaba sin efecto”.María José, Integrante del Frente Darío Santillán

“No es que cortamos el subsidio, sino que hemos tenido que priorizar otras cosas antes que esas”.Sandra Contreras, titular del área municipal de Desarrollo Humano

Hay que priorizar

Al respecto, Contreras indicó que “lo que se les daba era una ayuda”. “Yo tengo que priorizar a toda la ciudad de Cipolletti. El año pasado las estadísticas de los subsidios fueron casi un 50 por ciento por razones de salud más situaciones de calle. Yo les dije a ellos que no es que les cortamos el subsidio, sino que comenzamos a priorizar”, explicó.

Además, informó que “los comedores continúan recibiendo $700 mil anuales en comida y otros $500 mil, de acuerdo con la población, más todos los materiales que necesitan para ampliar los centros”.

Un acuerdo que no fue

El convenio

Desde el Frente Darío Santillán aseguran que en diciembre acordaron con el intendente Aníbal Tortoriello el aporte de fondos para pagar el trabajo de los cocineros que se desempeñan en todos los comedores y merenderos de las tomas de la ciudad.

Marcha atrás

Un mes después, los integrantes de la organización social se enteraron de que ese acuerdo quedaba sin efecto. Es que de los subsidios que el Municipio había pensado direccionar hacia esos lugares se decidió que finalmente tengan otro destino.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario