Un nene se abrió la cabeza con el cerco de la plaza Don Bosco

Ocurrió durante el fin de semana largo. El pequeño de 9 años se cortó y recibió 10 puntos.

El accidente de un niño de 9 años en la plaza del barrio Don Bosco causó malestar e indignación. Ocurrió el fin de semana cuando el menor se cortó con uno de los cercos que ya no tiene la malla. Debido a la lesión que sufrió, los médicos tuvieron que ponerle diez puntos en su cabeza. El hecho disparó la reacción inmediata de su padre, quien solicitó al Municipio que haga las reparaciones correspondientes, para evitar que otros chicos se accidenten.

También se hicieron eco los vecinos, alarmados por lo que había ocurrido, algunos de los cuales se quejaron de las malas condiciones en que se encuentra la plaza, ya sea porque la comuna llega a destiempo con los arreglos o la misma gente que utiliza el espacio no la cuida. Otros cipoleños repararon en la falta de lugar para el juego, ya que la plaza ha sido copada por los feriantes, a quienes acusan de no respetar siquiera el transitar libremente por una rampa, sobre la que colocan un puesto o interponen una soga. Así, la circulación se complica y el espacio, donde conviven los puestos con los juegos de la plaza, queda chico.

Ayer, el titular de Servicios Públicos, Jorge Ulovec, se dio una vuelta por la plaza para monitorear el estado de los ceros y comprobó que en varios puntos son un peligro potencial. “Las mallas cimas que están rotas las vamos a sacar”, dijo el funcionario municipal.

Reconoció que en parte están así porque la gente forcejea el cerco, pero también porque hace falta mantenimiento; y recordó que el cerco en esa plaza se hizo por la feria, para proteger el espacio verde. De lo contrario, agregó, no tendría sentido. “Esta plaza es la única que tiene esa particularidad”, dijo Ulovec. Y aseveró que las reparaciones a los juegos, en general, son permanentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario