Un abusador serial será juzgado por violar a su hijo ciego y asegura ser "buen padre"

El acusado es profesor de Matemática y también violó a su hijastra.

Un profesor de Matemática y Física que purga una condena de 10 años de cárcel podría sumar una pena similar en un juicio oral que se desarrollará en los próximos meses. El depravado, que violó a la hija de una ex pareja desde los 6 años, abusó de sus hijos biológicos y, aunque en un primer momento aceptó la culpa, ahora quiere someterse a un proceso común y no abreviado como lo había reclamado en los tribunales de Urquiza y España.

Tiene 46 años y su historial de abusos lo llevó a ser el principal protagonista de varias causas penales en los juzgados de esta ciudad. Debido a que las víctimas son sus propios hijos, no se puede revelar el nombre, aunque fue motivo de múltiples escraches en las redes sociales. Precisamente, la intervención de organizaciones sociales de la región sirvió para que el año pasado se dispusiera su prisión preventiva. Tiempo después, se confirmó su condena.

Anteayer, ante un tribunal cipoleño, el docente violador estaba muy cerca de agregar una condena de 10 años por los abusos cometidos hacia su hija y un hijo ciego, en hechos que tuvieron lugar en Puente 83 y la localidad de Fernández Oro. Sin embargo, explicaron fuentes allegadas a la causa, la audiencia se vio alterada por un pedido del acusado de declarar. “Yo acepto el juicio abreviado porque soy buen padre”, fueron algunas de las tantas frases del profesor, que hizo un repaso del supuesto cuidado que les brindó a sus hijos. Frente a su testimonio, los jueces le explicaron que la forma abreviada del juicio implicaba aceptar su culpa y que se reconocía como el violador de sus hijos.

La situación descrita generó dudas en el acusado, que recurrió a su abogado particular y juntos, durante un cuarto intermedio, analizaron los pasos a seguir. Al reiniciarse la audiencia, el profesor dijo de manera sorpresiva que no aceptaba el juicio abreviado y que quería un defensor oficial. Frente al cambio de postura, el tribunal se vio obligado a suspender el encuentro y disponer que la causa pase a la Oficina Judicial, que deberá fijar una fecha de juicio.

Al docente se le atribuyen los delitos de abuso sexual con acceso carnal y también abuso gravemente ultrajante y agravado por el vínculo.

Lejos de reconocer su culpa, el docente aseguró: “Yo acepto el juicio abreviado porque soy buen padre”. Después, cambió de postura.

Ataques sexuales desde los 5 años

El violador vivió en localidades neuquinas como Huinganco y El Cholar y se estableció en Fernández Oro. Allí fue cuando se conoció la dramática historia de su hijastra mayor, que fue golpeada y reveló los abusos de su padrastro desde los 6 años hasta los 15. La madre se presentó en la Justicia y denunció a su pareja, que era profesor de Matemática y Física. Más allá de su procesamiento, el abusador no fue preso y permaneció en libertad; había fijado domicilio en la ciudad bonaerense de Carmen de Patagones. Hizo caso omiso a una serie de restricciones y se ordenó su inmediata detención.

En tanto, siguió adelante la investigación por los abusos sufridos por sus hijos biológicos. Una niña habría sido sometida entre los 5 y 10 años de edad, y su hijo ciego, desde los 9. Fuentes judiciales revelaron detalles aberrantes de los ataques sexuales, que las víctimas confirmaron en Cámara Gesell. Ahora, en el juicio oral, la fiscalía podrá reclamar penas más duras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario