Transa zafa de ir presa y hasta le devuelven plata

Había sido denunciada por vender droga en el barrio San Lorenzo.

Una transa cipoleña que administraba un dinámico kiosco de drogas en el barrio San Lorenzo se vio beneficiada por un fallo de la Justicia federal y no sólo zafó de la cárcel, sino que le devolverán parte de los casi 60 mil pesos que secuestraron en su vivienda de calle Formosa.

No contar con antecedentes y ser beneficiaria de la Asignación Universal por Hijo (AUH) fueron determinantes para que una mujer conocida como Mónica, casada y de 43 años, se retire de la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal de Roca (TOF) con un castigo bastante favorable para sus intereses: un año de prisión en suspenso. Además, recibirá una parte importante de los 57.284 pesos argentinos, 200 euros y 10 dólares que incautaron los efectivos de la División Antidrogas de Cipolletti, dependientes de la Policía Federal, según se dispuso en un fallo firmado por el ex fiscal cipoleño Alejandro Silva y que, en la actualidad, forma parte de la Justicia federal.

El procedimiento en el domicilio de la narco local se concretó el 17 de septiembre de 2016 y la droga secuestrada no fue mucha aunque los 43 ravioles distribuidos en una repisa revelaban el delito de comercialización de cocaína al menudeo, explicaron fuentes policiales. Además, los uniformados pudieron demorar a un cliente, que había comprado momentos antes una pequeña cantidad de clorhidrato de cocaína.

De igual modo, más allá de los elementos incriminatorios, la parte acusadora, a cargo de la fiscal Mónica Belenguer, consideró que la imputación debía limitarse al delito de tenencia ilegítima de estupefacientes y no como en primera instancia se determinó, o sea, con fines de comercialización.

En este marco, hubo un acuerdo entre la fiscalía y el abogado particular de la cipoleña y se fijó como castigo un año de prisión de ejecución condicional. El juez unipersonal se limitó a rubricar lo propuesto y comunicó que el dinero incautado iba a ser restituido a la condenada tras “previa retención de la suma impuesta en concepto de multa y costas”.

La transa local, madre de dos hijos y que también se gana la vida planchando y vendiendo panificados, deberá cumplir con una serie de pautas de conducta.

--> Secuestraron cocaína, dinero y una pistola casera

En el domicilio de la cipoleña identificada como Mónica se pudo secuestrar cocaína, dinero y una pistola casera con 46 municiones. Tras el allanamiento, se abrió una causa en el Juzgado Federal de Roca y la mujer fue imputada por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

A la hora del juzgamiento, la acusada se vio beneficiada porque no hubo pruebas concretas de venta de drogas; ni las grabaciones en video de la Federal ni los testimonios la apuntaron como transa. Por eso, se cambió la calificación original y fue castigada con un año de prisión en suspenso y una multa de $225.

La semana pasada se concretó la audiencia en la que el juez Alejandro Silva le comunicó el castigo que acordaron su defensor particular y la fiscalía.

El procedimiento estuvo a cargo de la División Antidrogas cipoleña, que depende de la Superintendencia de la Policía Federal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario