Tortoriello vetó ordenanza de los cementerios parque

La habían aprobado los concejales de su propio bloque hace un mes.

El intendente Aníbal Tortoriello consumó su segundo veto a una ordenanza en lo que va de su gestión. La medida dejó sin efecto la iniciativa, respaldada por el oficialismo, que permitía la creación de un cementerio parque y un horno crematorio. Ahora habrá que aguardar hasta 2017 para volver a tratar un tema similar en el Concejo Deliberante.

Precisamente fueron los ediles quienes, en la sesión del pasado jueves, aceptaron y aprobaron la disposición del Ejecutivo municipal, que recurrió al extremo recurso ante los reclamos de la organización Cipoleños Unidos por el Ambiente (Cupam) para que se profundice el análisis sobre el impacto general de un nuevo camposanto privado y el riesgo de contaminación por la incineración de cadáveres.

Te puede interesar...

El primer veto del jefe comunal fue a una ordenanza que sancionaron los anteriores integrantes del CD antes de dejar sus bancas y que concretaba la adhesión del Municipio a la ley provincial que brindaba mejores reconocimientos económicos a los ex combatientes cipoleños de Malvinas. Los concejales oficialistas acompañaron la decisión de Tortoriello, en tanto que la opositora María Eugenia Villarroel Sánchez se abstuvo.

“Hasta 2017 no se podrá volver a tratar la posibilidad de un horno crematorio. Los ambientalistas habían hecho presentaciones en el pasado y ahora insistieron”. María Eugenia Villarroel. Concejal del bloque del Frente para la Victoria

En este caso, la determinación generó un gran malestar entre los veteranos del conflicto, con Hugo Escobar a la cabeza.

En cuanto al actual veto, fue implementado por el intendente contra la norma aprobada a principios de junio pasado a instancias del propio oficialismo, que tomó un expediente que habían dejado los anteriores concejales y le dieron vía libre. Miguel Aninao impulsó la sanción y en este caso la oposición acompañó.

Sin embargo, las renovadas gestiones de Cupam por la emergencia en el basural y contra la instalación de hornos crematorios sin los necesarios estudios previos, llevó a que Tortoriello decidiera anular la ordenanza y la posibilidad de un nuevo tratamiento hasta el año que viene. De ahora en más, se deberá volver a fojas cero y evaluar todo otra vez a cabalidad.

Ya había firmas interesadas

En el Municipio ya había avanzadas gestiones con una empresa para la creación de un cementerio parque y un horno crematorio. Meses atrás, se había mencionado que una firma funeraria ya disponía, incluso, de un horno incinerador y que sólo faltaba el visto bueno de la comuna para ponerlo en marcha. A raíz del veto a la ordenanza sobre estos temas, todo quedará en agua de remojo hasta 2017. Por ahora, se tendrá que seguir contratando las cremaciones en otras ciudades, con las consiguientes demoras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario