Seguirá en prisión el asesino del cipoleño en la toma neuquina

Juan Calello mira al suelo, todo el tiempo, mientras las partes discuten la acusación y los plazos de la prisión preventiva. El joven de 24 años sabe que se mandó más que una macana cuando le aplicó la mortal puñalada y por eso admite haber asesinado al cipoleño Patricio Escudero, en el momento que estaba con su ex pareja. Sin embargo, mantuvo el silencio.

Ayer, el fiscal Maximiliano Breide Obeid no dudó al acusar al sospechoso del delito de homicidio calificado por violencia de género vinculante, una novedosa figura.

Para Breide Obeid, el acusado mató a un inocente con el objeto de hacer sufrir a su ex pareja, que meses atrás lo había denunciado por un hecho de violencia y la Justicia había dictado una orden de restricción. A principios de octubre, Calello violó esa prohibición y golpeó a la joven, con la que tienen un hijo en común.

Esa restricción no lo retuvo el sábado cuando se enteró de que la chica se había encontrado con Escudero, y habían ido hasta la toma 2 de Mayo. El informe forense estableció que Escudero murió de una puñalada que le perforó el corazón. Además Breide Obeid aportó, entre pruebas, el testimonio de un vecino que tiempo atrás fue testigo cuando Calello le dijo a la chica: “Yo te llego a ver con un chabón y lo mato”.

Ese constante hostigamiento más el hecho criminal motivaron el reclamo del fiscal de la prisión preventiva para Calello, pedido que avaló el juez Martín Marcovezky. Por su parte, el abogado defensor Daniel García Caneva no se opuso a la acusación de los hechos, pero sí a la figura que impulsa el fiscal, la cual catalogó de exagerada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario