La situación generó una gran inquietud, primero en el hombre que lo encontró y luego en la Policía provincial, debido a que el niño no sabía expresarse muy bien ni tampoco dar indicaciones sobre su domicilio.

Tras permanecer algunos minutos en las oficinas del Cuerpo de Seguridad Vial, fue trasladado a la Comisaría Cuarta, donde decidieron difundir su fotografía a través de las redes sociales. Fue así que se pudo ubicar a una tía y otro familiar, que lo fueron a buscar a la seccional policial céntrica.

De acuerdo con fuentes policiales, el niño padece un retraso madurativo y protagoniza permanentes escapes de su hogar. La familia no sabe muy bien cómo evitar estos incidentes y por esta razón, desde hace un tiempo, cuentan con el apoyo de Promoción Familiar.

Ayer, pasadas las 20, el menor se había reencontrado con sus familiares y la Policía hizo los trámites de rigor para que los funcionarios del área social se hagan cargo de la atención del niño.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario