El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
41% Hum

Se convirtió en artista en un pabellón de la cárcel

Se aferró al dibujo para soportar el encierro y terminó pintando murales.

Guadalupe Maqueda
maquedag@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...


No todas las historias que se cuentan en el encierro de una cárcel y luego se echan a rodar por la vida terminan mal. El cipoleño Leandro Gómez, de 44 años, es uno de esos hombres que venció el miedo, la locura y la soledad; y de ahí salió fortalecido. Entre muros, se convirtió en el artista del pabellón en Ezeiza.

Luego recuperó su libertad y comenzó a trabajar en El dibujo del alma, una serie animada de cortometrajes, que tendrá su primera entrega el primero de febrero, en Facebook y Youtube.

Leandro llegó al penal de Ezeiza el 14 de julio de 2014, junto a su pareja, la travesti Marcela Ramírez, a quien la Justicia condenó por trata de personas, por cobrar plaza en la Ruta 22, y la condenó a cinco años y medio de prisión. Él, como cómplice, fue sentenciado a tres años de cárcel, y en el encierro, algo lo salvó. "El arte, la literatura, Dios y el amor de Marcela", confiesa.

El cipoleño Leandro Gómez fue condenado por ser cómplice de la travesti Marcela Ramírez, sentenciada por forzar a jóvenes a prostituirse.

Mientras caminaba por la cornisa del infierno, privado de su libertad, tuvo la chance de comenzar a dibujar; y se aferró a ella tan fuerte que se ganó el apodo de "Dibu".
A pedido del director, pintó el estadio de futbol Francisco Primero Allí trazó el escudo papal, la bandera del Vaticano y la argentina; y pudo terminar la obra con pintura seca que diluyó con nafta, después de siete meses de intenso trabajo.
Aun sin saber qué significaba la frase que acompaña el escudo papal -"miserando atque eligendo"- que plasmó en la pared, cuando supo su significado –"lo miró con misericordia y lo eligió"-, tuvo una connotación muy fuerte que lo marcó a fuego.
"El arte me resguardó de un lugar muy difícil, donde nunca sabés cómo termina el viaje", comentó Leandro.
Pintó el estadio y fue, además, el dibujante de todo un módulo. "Hice más de mil dibujos sin cobrar un peso para las visitas de los presos", recordó. Uno de ellos fue a pedido del famoso Leonardo Fariña (ex marido de Karina Jelinek, preso por evasión impositiva).

Vuelta a casa
En septiembre pasado obtuvo la libertad condicional luego de permanecer un año y tres meses detenido, poco más de lo que le hubiese correspondido extinguidas las tres cuartas partes de su condena.

De regreso en Cipolletti, donde nació, fue criado y tiene su casa en Roca al 1300, volvió a hacerse cargo del refugio de perros que tenía. Retomó la docencia para dar clases de computación a personas de la tercera edad y fue por más.

El primero de febrero estrenará el primer cortometraje animado de una serie de diez capítulos. La obra se llama El dibujo del alma y, según cuenta, refleja todo lo que le pasó "en ese viaje increíble, espiritual e interno" que realizó en la cárcel.

Dice que "es una historia de amor, fe y perseverancia" y agrega: "Es un regalo para Marcela". Aclara, además, que no busca revancha ni intimidar a nadie. "Dejo entrever las injusticias que padecí y sufre aún mi pareja, pero el ánimo del dibujo, que llevo en la sangre, va más allá y tiene que ver con una historia redentora", aseguró.

Tiene como antecedente un corto animado que presentó en 2006 –Willy Chavez- y por el que concursó a nivel provincial.

"A pesar de las adversidades, uno puede sacar de ahí muchas cosas buenas. Yo siempre dije la verdad. Soy una persona de bien y de servicio; y eso me valió sobrevivir a la cárcel", concluyó Leandro.

Animaciones
Su creación, en las redes sociales

El corto podrá verse en su página de Facebook -Leandro Gabriel Gómez- o buscando El dibujo del alma, en Youtube, a partir del primero de febrero. "La animación tiene movimiento, al estilo Disney, y algunos amigos colaboran con las voces", precisó el autor.

FRASE
"El escritor Paulo Coelho –quien estuvo encarcelado tres veces- dijo que nunca había estado preso, que fue un retiro espiritual. No puedo decir que fue un retiro, pero sí un viaje increíble. Antes creía en Dios, ahora creo mucho más".
Leandro Gómez Dibujante


Condena
Dibu defendió a su pareja

Leandro Gómez contó que a su pareja Marcela le queda un año y medio para salir en libertad. Aseguró que "está sufriendo mucho" y que el dolor más grande es que haya sido víctima de "una fabulación", en la que una "pseudoactivista" de Derechos Humanos organizó a quienes eran sus compañeras como trabajadoras sexuales para testificar en su contra. "Jamás le hicimos daño psicológico o físico a nadie", aseguró. "Yo sigo luchando por la libertad de mi pareja. Lo que nos pasó no fue en vano ni tiempo perdido, fue por algo", afirmó.

La travesti famosa que terminó en prisión

En el barrio San Pablo y sus alrededores todos saben quién es Marcela Ramírez desde mucho antes que la Policía irrumpiera en su casa, al revelarse una investigación en su contra por forzar a prostituirse a otras travestis.

Una de las primeras travestis que se animó a vencer los prejuicios, en el barrio todos sabían de su amor por los animales y la veían ir y venir hacia el centro cada día como cualquier vecino de la zona.

Sin embargo, para la Justicia, su vida pública no tenía relación con lo que pasaba en el interior de su vivienda y la sentenció por "forzar a jóvenes a ejercer la prostitución y cobrarles parte del dinero que recaudaban, todo merced a violencia psicológica y física, mediante amenazas y engaños", según consta en la sentencia contra "Mamucha".

"Ella se encuentra alojada en el pabellón de mujeres y ahora está un poco mejor que durante los primeros nueve meses de cárcel, sin un trabajo donde poder desconectar", contó su pareja, quien estuvo preso en un pabellón cercano.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario