Represor condenado quería vacacionar en Suiza y lo frenaron

Se trata del ex policía Miguel Quiñones.

Un ex policía de Inteligencia rionegrino que debe cumplir una condena cercana a los 10 años de cárcel pretendía vacacionar en la lejana Suiza, pero desde la Justicia Federal hubo un rotundo pronunciamiento negativo contra el pedido de salir del país. Se trata de Miguel Ángel Quiñones, quien durante la última dictadura hacía permanentes visitas a Cipolletti en el marco de su trabajo represivo, que incluía interrogatorios, allanamientos a viviendas y hasta detenciones ilegales, según lo descrito por la fiscalía federal.

Los reclamos de Quiñones fueron impulsados a través de la defensoría oficial, y los integrantes del Tribunal Oral Federal neuquino se pronunciaron en contra por unanimidad.

El represor, que permanece en libertad debido a que no se encuentran firmes las sentencias de la Justicia, quería el respaldo de los jueces para tramitar el pasaporte y no tener inconvenientes para un viaje programado para septiembre al Canton de Vaud, en Suiza. Entre otros aspectos, explicaron fuentes judiciales, ponía como garantía que permanecería en el domicilio de un cuñado que vive en ese país europeo.

Consultada la fiscalía sobre las pretensiones de Quiñones, hubo una total oposición debido a que las condenas en su contra pueden quedar firmes en cualquier momento y deberá cumplirlas tras las rejas. “Debe mantenerse vigente la prohibición de salida del país, con fundamento en la necesidad de garantizar su comparecencia y sujeción al proceso, considerando dicha medida de coerción razonable y proporcional con el objeto que se pretende asegurar”, recalcó el fiscal general.

Los jueces federales que respondieron en forma negativa fueron Eugenio Krom, Orlando Coscia y Mariano Lozano, quienes recordaron la pena impuesta a Quiñones de 9 años y 3 meses y que no está firme por “recursos pendientes ante la Corte de Suprema”.

Sin desconocer que hasta el momento se acogió a las pautas de conducta impuestas, apuntaron que “siendo la condena impuesta de cumplimiento efectivo –que si bien no se halla firme, goza de presunción de certeza y constituye un evento que permite colegir la existencia de peligro de fuga impidiendo la aplicación del derecho penal material-, no resulta irrazonable ni excesiva la subsistencia de la prohibición de salida al exterior”.

Finalmente, los magistrados insistieron en la necesidad de prevenir una fuga y precisaron que “más allá del estadio procesal de la causa, se mantiene incólume el riesgo evaluado al momento de establecer la restricción”.

--> Visitas habituales a Cipolletti

Uno de los que se encargó de brindar un completo panorama del dinámico papel del ex oficial de Inteligencia Miguel Ángel Quiñones durante la última dictadura militar fue el fiscal federal Marcelo Grosso, quien en el juicio en su contra llegó a reclamar una pena de 24 años de cárcel. Entre otros detalles, indicó que el policía dependía de la unidad regional situada en General Roca y que se movía a sus anchas en la ex Comisaría 24ª de Cipolletti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario