El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
46% Hum
LMCipolletti eventos

Reinventaron la Fiesta Kiwi para volver a trabajar

Por la pandemia, se convirtió en bar y restaurante, con DJ en vivo.

Un reconocido salón de fiestas cipoleño se reinventó en plena pandemia para poder salir adelante y dar pelea a la grave crisis que afecta a todas las actividades económicas. Se trata de Finca La Nonnina, el local ubicado en el acceso a la Isla Jordán. Ayer realizaron una prueba piloto de la reconocida Fiesta Kiwi, con un formato adecuado a los protocolos sanitarios.

El lugar solía estar colmado de personas por distintos eventos: casamientos, cumpleaños, fiestas de egresados y hasta eventos juveniles donde solo estaba permitido bailar hasta el amanecer. Pero desde el inicio del aislamiento obligatorio por el coronavirus, los salones de eventos cerraron sus puertas y, a más de cinco meses, no saben cuándo podrán volver a funcionar de manera normal.

Te puede interesar...

Luis Sepúlveda, propietario de La Nonnina y organizador de la famosa Fiesta Kiwi, ideó una estrategia para poder encontrar una salida a varios meses de parálisis y presentó un nuevo formato. Se trata de la Fiesta Wiki de pandemia. El lugar funcionará como un restaurante y confitería donde se podrá disfrutar de platos de calidad y una bebida mientras suenan los DJ más reconocidos de la región. Todo bajo estricto cumplimiento de las normas de seguridad, al igual que en cualquier bar del centro.

“Tenemos muchos empleados y necesitamos trabajar porque hace seis meses estamos parados. Vamos a cumplir con todo el protocolo como corresponde”, dijo Luis Sepúlveda. Organizador de la Fiesta Kiwi

“El salón es muy grande y solo vamos a utilizar la mitad. Contamos con la habilitación municipal y se cumplirán todos los requisitos. Tendremos 18 mesas habilitadas donde podrán estar hasta cuatro personas no convivientes o seis convivientes, con dos metros de distancia entre cada mesa. La capacidad máxima de personas en el lugar será de 60, todos cumpliendo con el uso de barbijos y evitando la aglomeración. Por supuesto tampoco se podrá bailar”, indicó en diálogo con LM Cipolletti al explicar la nueva modalidad.

No se puede bailar para no romper el distanciamiento social. Se hizo en el primer salón de eventos que pudo readecuarse a las restricciones por el coronavirus.

El empresario cipoleño agregó que el lugar cuenta con 28 baños, lo que evita la aglomeración de gente. En cada encuentro estará presente el personal municipal para controlar que los eventos se realicen según el protocolo sanitario para prevenir contagios de coronavirus.

“Somos el primer salón de eventos de la zona que nos readecuamos y veremos cómo funciona. Espero que todo salga bien y poder repetirlo. Para esta noche (por ayer) se agotaron las reservas. No es una fiesta de las que estamos acostumbrados, es una idea distinta. Tenemos muchos empleados y necesitamos trabajar porque hace seis meses estamos parados. Vamos a cumplir con todo el protocolo como corresponde”, relató Sepúlveda.

Ayer, la entrada no tuvo costo, solo se pagaban los consumos. Hubo DJ entre las 17 y las 21 para cumplir con el horario estipulado por el Municipio.

18 las mesas habilitadas en Finca La Nonnina

El protocolo es el mismo que tienen los locales gastronómicos, por lo que solo pueden ingresar grupos de seis personas convivientes o cuatro que vivan separadas.

Más público y nuevos pedidos

Hay clientela

A pesar de las restricciones que hay que sortear para salir a comer, los comerciantes afirman que el rubro se pone en movimiento.

Shows

En algunos locales, como La Casa de la Bodega, quieren incorporar shows musicales para sumar un diferencial a la salida. Buscarán adecuar el protocolo junto al Municipio.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10% Me interesa
40% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
50% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario