El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
56% Hum
LMCipolletti

Reimpulsan proyecto para legislar el aborto no punible

Marta Milesi y María Inés García volvieron a presentar su iniciativa.

El proyecto estipula en qué casos y de qué formas se debe interrumpir el embarazo de las mujeres que así lo soliciten.

Las legisladoras Marta Milesi y María Inés García (Concertación), presentaron el proyecto de ley de abortos no punibles contemplado por el Código Penal. La iniciativa establece que se podrá solicitar la interrupción del embarazo en caso de peligro para la vida o para la salud integral de la mujer, cuando el embarazo provenga de una violación o de un atentado al pudor de una mujer idiota o demente. Además se prevé que el peligro para la vida, la salud física o psíquica de una mujer embarazada, causado o agravado por el embarazo, debe ser fehacientemente diagnosticado por el equipo interdisciplinario de profesionales de la salud que corresponda.
«Inmediatamente después de haberse producido dicha comprobación, el profesional de la salud está obligado a informar a la mujer embarazada, explicándole de manera clara y acorde a su capacidad de comprensión, el diagnóstico y pronóstico del cuadro que la afecta y la posibilidad de interrumpir el embarazo», explicaron las legisladoras.
Cuando el embarazo se hubiere producido como consecuencia de una violación, se presume la existencia de peligro para la salud psíquica, en este caso, se deberán cumplir los siguientes requisitos, para la interrupción voluntaria del embarazo: Denuncia judicial o policial de la violación, constancia de la revisación del médico forense y consentimiento informado de la mujer embarazada.
El proyecto menciona que si una mujer con sufrimiento mental, declarada incapaz, hubiere quedado embarazada como consecuencia de una violación y su representante legal solicitare la interrupción de la gestación, se deberá cumplir con además de los anteriores requisitos, con la presentación de una constancia de la sentencia que declara la incapacidad de la mujer.
«El médico o personal auxiliar del Sistema de Salud, que manifieste objeción de conciencia fundada en razones éticas con respecto a la práctica médica, podrá optar por no participar en la misma, ante lo cual el establecimiento de salud deberá suministrar de inmediato la atención de otro profesional que esté dispuesto a llevar a cabo el procedimiento», mencionaron las legisladoras.
Las maniobras dilatorias, el suministro de información falsa y la reticencia para llevar a cabo el tratamiento por parte de los profesionales constituirán actos sujetos a la responsabilidad administrativa civil o penal correspondiente.
Se establece que para todos lo casos de interrupción voluntaria del embarazo contemplados en la presente ley se procederá a la realización de dicha práctica médica en un plazo no mayor de diez días, contados a partir de que se solicita la interrupción.
«Cuando se aborda el tema de la salud sexual y reproductiva, es inevitable reconocer distintas aristas problemáticas que conspiran contra el pleno ejercicio de este derecho humano fundamental. Una es el de las diferencias, ya que en el tema que nos preocupa es posible afirmar que, si bien todos los argentinos somos iguales ante la ley, esto es más o menos así, ya que existen marcadas diferencias», dijeron las parlamentarias en los fundamentos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario