Refuerzan patrullajes y recuperan vehículos

La Policía local busca ponerle freno a la impunidad delictiva y colaborar con otras unidades.

Desde la Policía provincial, en el ámbito de Cipolletti, se empezó a trabajar en forma intensa en la detección de autos robados. El objetivo es ponerle freno a este tipo de delitos y, a la vez, colaborar con unidades de otras ciudades y también, las fuerzas de seguridad neuquinas. En apenas 48 horas, el resultado obtenido en el centro de la ciudad fue muy positivo, con los secuestros de una camioneta de un vecino roquense y el auto de un hombre oriundo de Neuquén capital. Los dos procedimientos fueron llevados adelante por efectivos de la Comisaría Cuarta.

La impunidad delictiva hace crecer el fenómeno de la utilización de vehículos robados en ciudades cercanas, con escasa preocupación por los posibles controles policiales o de las áreas de Tránsito locales. Ante esta situación, además del trabajo específico de las camineras y los puestos distribuidos sobre las rutas valletanas, algunas comisarías empezaron a chequear datos de vehículos sospechosos. Una de las unidades que inició esta labor es la Cuarta, con dos incautaciones entre el miércoles y ayer. En primer lugar, el miércoles, personal de calle detectó una camioneta Chevrolet S-10, color blanca, que les llamó la atención y por eso verificaron en el sistema informático el número de la chapa patente. Enseguida, les mostró que tenía un pedido de secuestro de la Comisaría Tercera de General Roca. El procedimiento fue completo porque no se limitó a la incautación sino que pudo ser ubicado el conductor, que fue notificado de la apertura de una causa penal por encubrimiento. El vehículo había sido robado no hace mucho y fue reconocido por el dueño tras presentarse en la unidad a cargo del comisario Daniel Uribe.

Apenas dos días después, ayer por la mañana, fue ubicado un auto Volkswagen Senda, estacionado sobre calle Fernández Oro, casi Belgrano. Al igual que con la camioneta, se corroboró la información sobre el rodado y se confirmó que tenía una solicitud de secuestro de Neuquén. Había sido sustraído el miércoles, en la capital de la vecina provincia, y la víctima había denunciado el hecho en la Comisaría Primera.

--> Los ocultan y luego empiezan a usarlos

No sólo los autos robados en ciudades cercanas aparecen en Cipolletti sino que, en el colmo de la impunidad, algunos delincuentes los utilizan para movilizarse en distintos barrios. Por ejemplo, semanas atrás, fue ubicada una camioneta Volkswagen Amarok en el barrio de las 1200 Viviendas. El vehículo había sido sustraído en pleno centro, cuando se encontraba estacionado sobre calle 9 de Julio. En apariencia, el ladrón lo mantuvo oculto por un tiempo y luego empezó a usarlo.

Asimismo, es habitual que muchos autos robados en Cipolletti aparezcan en Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario