Recordaron los 50 años de la gesta del Cipolletazo

Autoridades y vecinos participaron de un acto y descubrieron una placa homenaje.

El acto de conmemoración del 50º aniversario del Cipolletazo, la gesta histórica que marcó para siempre el destino de la ciudad, se realizó ayer en la vieja sede de la Municipalidad. Con presencia de familiares del líder cipoleño Julio Dante Salto, vecinos y figuras como el gobernador Alberto Weretilneck y el intendente Aníbal Tortoriello, se descubrió de una placa recordatoria en el edificio comunal de Yrigoyen y Villegas.

En la actividad, se refirieron al acontecimiento, además de Tortoriello, los vecinos Néstor García y Juan Carlos de Rioja, quienes participaron en el hecho, y Julio Fernando “Chato” Salto, hijo del referente central de la epopeya.

Te puede interesar...

En la placa se recuerda a Julio Dante Salto, entonces comisionado municipal, y se destaca que “a veces la historia hace un alto en su cotidiano trajinar y se pone de pie”. Se resalta la participación popular en defensa del dirigente, homenajeando los “50 años de nuestro grito sagrado”.

De Rioja, en su intervención, recordó que la pueblada se debió al intento del poder en Viedma y en General Roca de echar a Salto de su cargo como jefe comunal y, ante eso, “sentíamos que habían venido a mojarnos la oreja y que estaban tocando al líder más importante que tuvo y que tendrá esta ciudad. Un tipo que se había ganado el corazón de todos los cipoleños”.

Por ello, el vecino solicitó al Ministerio de Educación de Río Negro que se incorpore la historia del Cipolletazo a las actividades escolares de la ciudad.

Por su parte, García, el último concejal que aún vive de quienes participaron en la pueblada, sostuvo que “planificar el futuro era la visión que tenía Salto”. Y tan consustanciado con Cipolletti estaba que, junto con un grupo de vecinos, a bordo de 14 autos, en una ocasión se fueron a poner del lado rionegrino la piedra fundamental de la presa de El Chocón, apenas conocerse el decreto para la realización de la obra, recordó. Después no pudo concretarse el objetivo, se impuso Neuquén, pero se dio la lucha.

“Muchos pueblos tienen un líder, pero pocos tienen un prócer”, enfatizó emocionado.

Por su parte, Chato Salto recordó a la recientemente fallecida Olga Mangano, esposa de Alfredo Chertudi, el político designado por Salto, al final de la epopeya, como su sucesor. Evocó también la figura de su madre, Margarita Segovia, compañera entrañable del político. Y afirmó que “el gran protagonista de los hechos fue el pueblo”.

--> Visión del gobernador y del intendente

Tributo a un líder histórico. El intendente Tortoriello expresó que en la fecha del Cipolletazo la comunidad “rinde homenaje” a Julio Dante Salto “uno de los hombres, políticos y vecinos más destacados de la historia cipoleña”, cuya “integridad” y “valentía” puso de relieve.

La identidad de un pueblo. Para el gobernador Weretilneck, la fecha en que se conmemora la pueblada de 1969 “es un día distinto, un día histórico. Tiene mucho que ver con lo que somos como ciudad. Creo que el Cipolletazo nos formó a todos, sobre todo, a los hombres públicos”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario