El clima en Cipolletti

icon
Temp
64% Hum
LMCipolletti

Reclusos heridos denunciaron violenta represión durante un motín en la cárcel

Según mencionaron, fueron golpeados antes de ser trasladados a Viedma. Desde el Penal se reconoció la existencia de un conflicto, aunque hubo hermetismo sobre los detalles del episodio.

El hecho se desencadenó minutos antes de las 21 y continuó hasta la medianoche.

Poco después del ingreso de 15 presos trasladados desde la cárcel de Bariloche, en la prisión cipoleña se produjo un violento incidente en el que al menos tres reos resultaron heridos. Según denunciaron, fueron reprimidos y golpeados y luego se ordenó un cambio imprevisto en su lugar de detención: serían enviados a un establecimiento penal de Viedma.
Antes de que trascendiera lo sucedido, el grupo de reclusos fue trasladado al Hospital Pedro Moguillansky en un colectivo del que no fueron descendidos. Un médico forense se dirigió a la penitenciaría, donde habría brindado atención a otros internos. Y, luego, los asistió a bordo de la pequeña unidad de traslado donde se encontraban fuertemente custodiados.
"No hicimos nada, nos trasladan sin razón y antes nos pegaron brutalmente", se quejó uno de los presos cipoleños cuyo nuevo destino sería, desde anoche, la cárcel de Viedma.
Con el vehículo detenido frente a la guardia del nosocomio, tres hombres se asomaron por las ventanillas para tomar contacto con sus familiares y exhibieron heridas cortantes en sus rostros y extremidades.
 
Enfrentamientos
El conflicto se desató poco antes de las 21, sin motivo aparente según los reclamos de los reos. Las autoridades de la penitenciaría confirmaron, escuetamente, que había "un conflicto".
Los familiares comenzaron a llegar al edificio de la zona norte de la ciudad, en cuyo perímetro no había movimientos que permitieran presumir si, efectivamente, un motín se había desatado en el interior, o si se trató de una escaramuza con el grupo que resultó herido.
Los agentes del Servicio Penitenciario Provincial tampoco brindaban información sobre lo ocurrido, lo que acrecentaba la angustia.
Algunos testigos afirmaron haber visto principios de incendios por la quema de colchones, una acción muy común cuando hay revueltas de presos.
Casi una hora después de que trascendieran los cruces con guardias, una camioneta de Bomberos ingresó al complejo. Sin embargo, en ese momento no se advertían situaciones que hicieran presumir que dentro de los pabellones continuaba el caos. Una hilera de agentes del SPP custodiaba el vallado, sin sobresaltos.
Luego de que los familiares constataran que en el centro asistencial había internos heridos, la situación cambió. Y también volvieron los problemas intramuros. Los sentenciados lo comunicaban vía celular y varios grupos de uniformados, armados, corrieron hacia la zona de celdas. Sin embargo, el hermetismo oficial se mantuvo hasta la medianoche.
El micro con los internos que serían enviados a Viedma dejó el hospital, sin confirmaciones sobre su destino, lo que causó gran angustia entre sus allegados. "Nos van a llevar directo, desde acá", repetían minutos antes los tres reos.

Trasladados desde Bariloche
La Secretaría de Seguridad y Justicia dispuso el traslado de un grupo de 15 internos de la cárcel de Bariloche al Penal 5 de esta ciudad. La medida fue adoptada tras el último intento de motín en el establecimiento cordillerano, donde se deben realizar obras de mantenimiento al edificio. Se trata de siete condenados por delitos contra la integridad sexual y reos sentenciados por homicidios y robos calificados.
La decisión fue oficializada ayer, al mismo tiempo que los móviles del Servicio Penitenciario iniciaban el recorrido hacia el Alto Valle.
La movilización de internos, se explicó, fue para permitir "la remodelación y arreglos edilicios para mejorar estructuralmente las condiciones de vida", consignó el Ejecutivo provincial en un parte de prensa.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Dejá tu comentario