El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
73% Hum
LMCipolletti municipio

Reclamarán todas las semanas en el Municipio para que se las deje urbanizar

Zulma Rodríguez y Gloria Parra no logran persuadir a las autoridades que se les autoricen sus loteos en la zona norte. Hasta ahora, solo han recibido negativas o promesas de evaluar sus casos. Como no quieren "ser bicicleteadas", se presentarán semanalmente en la comuna y prometen hacerse sentir.

Las vecinas Zulma Rodríguez y Gloria Parra han decidido presentarse, sin falta, todas las semanas en el Municipio, para conseguir que las autoridades les permitan urbanizar las tierras que poseen en la zona norte. En cada ocasión, intentarán hablar con los funcionarios que tienen poder de decisión en la materia, incluso, con el intendente Claudio Di Tella. Si no son atendidas y escuchadas, harán en las instalaciones comunales todo lo que esté a su alcance para llamar la atención del público, los empleados y los medios de comunicación.

Te puede interesar...

Y no cejarán en su empeño y su insistencia hasta que se las autorice a llevar adelante los loteos y emprendimientos de barrios cerrados en que están embarcadas, para los que ya hay muchos interesados en participar, pese a que, por la falta de autorización expresa de la comuna, algunas familias que se habían sumado han decidido alejarse,

Rodríguez, junto con un hermano, quiere lotear con el consentimiento del Municipio unas 10 hectáreas, en tanto que su amiga Parra, alrededor de 4. Las tierras de la primera están ubicadas en calle Perón, a unos 300 metros de Rimmele, en tanto que las de la segunda, se encuentran en Rimmele y Perón. Se trata de un sector muy atractivo para efectuar urbanizaciones y que, sin embargo, fue dejado por los planificadores, inexplicablemente, afuera de esta posibilidad.

Hasta el momento, las mujeres han conseguido intercambiar algunas palabras con la funcionaria del área de Hábitat, Adriana Gallinger, quien primero quedó en estudiar sus planteos y les abrió expectativas, y luego, en otra ocasión, les dijo que no se iba a otorgar la autorización.

Ante el contratiempo, y no sin esfuerzo, consiguieron hablar con el secretario de Gobierno, Pablo Núñez, que aceptó volver a evaluar el caso, y con el intendente Di Tella, con quien se cruzaron en los pasillos del Municipio. El jefe comunal tampoco cerró las puertas a un eventual nuevo análisis del requerimiento.

Sin embargo, como los días y las semanas siguen pasando, Rodríguez dijo ayer que concurrirán con Parra todas las semanas a la comuna en busca de la habilitación. Lo harán, en lo inmediato, mañana mismo. Y no dejarán de hacerlo en adelante hasta conseguir su propósito, para lo cual se harán sentir. "No queremos que nos bisicleteen más", enfatizó.

En temas de persistencia en materia de reclamos, el Municipio conoce casos resonantes en el pasado. Como ocurrió con Rosa, una mujer que en tiempos del ex intendente Julio Arriaga estuvo viviendo en una carpa en el acceso a la sede comunal durante un año, en busca de hacer oír sus demandas. Más recientemente, la persistencia en sus luchas de Lilia Calderón, que se hacía presente en todas las sesiones del Deliberante para que se regularice el Barrio Obrero, fue memorable, pero llego un momento en que la Justicia, por pedido de una concejal, le prohibió expresamente acercarse al lugar por un tiempo considerable.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

36.363636363636% Me interesa
0% Me gusta
9.0909090909091% Me da igual
0% Me aburre
54.545454545455% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario