El clima en Cipolletti

icon
Temp
80% Hum
LMCipolletti

“Quiebra y extinción” de productores

En el sector de los pequeños y medianos se reitera el alerta ante una nueva temporada en la cual el problema central es la no recuperación de costos.

 Sólo 406 contratos enmarcados en la Ley de Transparencia Frutícola y una creciente cantidad de chacras a la venta alertan al sector sobre la desaparición creciente de los pequeños y medianos.

En «estado de quiebra y extinción», los productores medianos y pequeños afrontan otra temporada crítica. Mientras sus frutales empiezan a florecer por estos días, la actividad no atraviesa una época de auge y ésto ya no es nuevo.
Hace unos días, los productores se definieron en vías de desaparición, y decidieron plantear a la comunidad  la situación crítica por la que pasan. Reclaman la intervención de todos los sectores en una problemática que afecta a la economía regional. «Quiebra porque los números no dan, ni siquiera se cubren los costos de producción. Y extinción porque cada vez somos menos los que sostenemos esta actividad, absorbida año a año por las grandes empresas que son las que siguen creciendo», asegura Manuel Mendoza, quien fue reelecto al frente de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén.
El reclamo de los chacareros ya casi forma parte del paisaje valletano. Pero lejos de constituirse en un lamento vacío, suma datos que fundamentan su pedido de asistencia: la Mesa de Contractualización Frutícola, creada como herramienta jurídica y de respaldo para el productor en la transacción de su fruta, apenas es utilizada. En la reciente temporada sólo hubo 406 contratos, mientras que entre 2006/2007 llegaron casi a los 1.500. «Es una ley de adhesión voluntaria, obviamente la rentabilidad de las empresas está muy por arriba de los beneficios impositivos que ofrece la adhesión, por eso cada vez son menos» explica Mendoza.
Los productores se quejan porque a la hora de la liquidación de su cosecha, reciben mucho menos que el valor de referencia acordado entre INTA, Federación y Secretaría de Fruticultura. Los famosos U$S 0,29 están lejos de lo que realmente perciben después de un año de trabajo en la chacra. Ronda los U$S 0,20 para los que supieron negociar su producción.

Otra herramienta

«El productor cada vez recibe menos y el consumidor paga más» aseguran los chacareros, cada vez más activos en torno a la federación que los nuclea. «Por eso pensamos ahora en una norma de alcance nacional, esperamos que los senadores y diputados nacionales se involucren en la creación de una ley como la que existe en Europa, para el control de las transacciones en defensa de la producción. Se los denomina de márgenes comerciales», propone Mendoza.
El pequeño y mediano productor, es decir los dueños de chacras de no más de 40 hectáreas, «están en extinción» anuncian, y un dato alerta: sólo una inmobiliaria de una de las ciudades del Alto Valle ofrece un total de 160 chacras productivas para la venta.
Es que la alternativa del alquiler de la chacra o la venta de la propiedad siempre es la salida para quien los números no cierran. «El último censo de la producción es del 2005. De los que estaban entonces son muchos los que vendieron o alquilaron, no hay datos precisos pero estimamos que son unos 500», asegura Mendoza desde la federación. «Y son muy pocos los que ingresan desde otra actividad a la chacra», agrega.
«Mientras que los que en 2005 sumaban 144 y tenían la mitad de la producción y la tierra, son los que absorben la caída de los que no se pudieron mantener en el sistema», actualiza Mendoza el Censo Agrícola Bajo Riego 2005, realizado por el Ministerio de la Producción de Río Negro y que no se volvió a implementar al momento.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario