Presos del clan Montecino piden salidas para las fiestas

un integrante del clan Montecino, quien cumple una condena de 7 años de cárcel por narcotráfico,consiguió acuerdo.

Se acercan las fiestas de fin de año y muchos presos buscan tener beneficios especiales para estar junto a sus familias. Mientras algunos deberán permanecer sí o sí tras las rejas, otros cuentan con salidas transitorias y a través de recursos impulsados por sus defensores tienen la posibilidad de lograr una respuesta positiva de los jueces. Entre los que consiguieron el acuerdo de las partes se encuentra un integrante del clan Montecino, Cristián Abel López, quien cumple una condena de 7 años de cárcel por narcotráfico.

López enfrentó un juicio en el Tribunal Oral Federal de General Roca y según la investigación era uno de los principales nexos de Héctor Montecino a la hora de hacer negocios con la droga. Para que no queden dudas del vínculo narco, durante el proceso uno de los testigos encargados de analizar las escuchas telefónicas precisó ante los jueces que “Cristián López obedecía las directivas de Héctor Montecino”.

Días atrás, López interpuso un recurso para una salida transitoria excepcional y hacerla coincidir con Navidad y Año Nuevo. Desde la cárcel federal de Roca, la sección de Asistencia Social no puso objeciones al pedido y lo consideró oportuno para que “el interno pueda fortalecer sus relaciones familiares”.

Pero la opinión a favor de las salidas chocó con la oposición de la fiscal general Mónica Belenguer, quien consideró que López puede acceder a una sola salida excepcional y que, en todo caso, puede elegir la festividad que quiere compartir con su familia en Cipolletti.

El joven oriundo de esta ciudad fue incorporado a principios de año al régimen de salidas transitorias, con la posibilidad de abandonar la cárcel dos veces al mes. Al igual que en otras situaciones similares, debe cumplir con una serie de pautas de conducta.

De confianza

Daba detalles del dinero entrante

El joven Cristian López era una de las personas de más confianza de Héctor Montecino, según la investigación realizada por los integrantes del Departamento Toxicomanía de la policía neuquina. Uno de los testigos indicó durante el juicio oral que el capo narco de Cipolletti “hacía contrainteligencia, que le daba tranquilidad para su negocio” y se comunicaba desde la cárcel con López y Jorge “Topo” Navarrete, otro de sus cómplices. De esta forma, mantenía un control del dinero recaudado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario