Preocupación por el hallazgo de una bomba en un pozo de YPF en Allen

El ministro de Seguridad de Río Negro, Gastón Pérez Estevan, aseguró que también se encontraron mensajes en los que la RAM se adjudicaba el ataque.

Un nuevo intento de sabotaje en un pozo petrolero volvió a encender la alarma en la región y la Justicia ya intensificó la investigación para llegar al fondo de los ataques. En esta ocasión, el objetivo elegido por los vándalos fue un yacimiento de YPF.

Un operario realizaba la guardia de seguridad hoy a la madrugada cuando encontró un objeto explosivo colocado sobre un zeppelin de gas natural que, afortunadamente, no detonó.

Efectivos de la Brigada de Explosivos que prestan servicios en el cuartel de Bomberos de la localidad debieron intervenir para neutralizar la bomba y resguardar la seguridad de los trabajadores que estaban en el área.

Sobre el tema, el ministro de Seguridad de Río Negro, Gastón Pérez Estevan, señaló en diálogo con LU5 que en la zona se encontraron carteles en los que se dejaba en claro que la RAM fue la responsable de los hechos delictivos. A través de los mensajes también pidieron por la liberación del lonko Facundo Jones Huala.

El trabajo realizado por los efectivos durante el operativo de neutralización del artefacto explosivo fue reconocido por autoridades del gobierno provincial quienes destacaron su valentía y rápido accionar.

Se investiga se se trató de un hecho vandálico o si fue un atentado.

El artefacto fue analizado por expertos en explosivos de Cipolletti y las primeras pericias confirmaron que su objetivo era el de provocar un incendio. Consistía en una botella de combustible conectada a una batería de 9 volts y un detonador realizado con una lámpara, virulana como resistencia y un reloj.

Según expertos del cuartel de bomberos, se trataba de una bomba incendiaria que si bien estaba lista para ser detonada, sufrió algún tipo de falla que impidió este cometido.

Según explicaron expertos del cuartel, estaba lista para detonar pero sufrió algún tipo de falla que frustró el delito. Desde el Gobierno aún están esperando el informe confeccionado por Bomberos que determinará si estaba en condiciones de detonar.

"Generó mucha preocupación, es un hecho extraño porque la manera en la que estaba fabricado no es común. Los motivos están siendo investigados por la Justicia, por eso no queremos realizar hipótesis", aclaró el ministro.

La causa quedó en manos del juez federal Hugo Greca, oriundo de General Roca.

El trabajo realizado por los efectivos durante el operativo de neutralización del artefacto explosivo fue reconocido por autoridades del gobierno provincial quienes destacaron su valentía y rápido accionar.

LEÉ MÁS

Investigan un intento de sabotaje en un yacimiento

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario