Practican defensa personal para salvarse de un ataque

Todos los domingos se dictarán clases en el Parque Rosauer.

Los intentos de secuestro de dos jóvenes estudiantes ocurridos la semana pasada en Cipolletti encendieron nuevamente la alarma ante los ataques machistas en la ciudad. Estos hechos puntuales motivaron una multitudinaria movilización el viernes para exigir seguridad, mientras paralelamente las mujeres se organizan y buscan alternativas que les permitan evitar ser atacadas en la vía pública.

Es en ese contexto que ayer comenzaron a dictarse clases de defensa personal en el Parque Rosauer, un espacio que pretenden mantener todos los domingos, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. La idea es que los encuentros comiencen a las 17 y que participe la mayor cantidad de mujeres, jóvenes, niñas y adolescentes.

Las capacitaciones de defensa personal ya se habían iniciado hace un tiempo atrás, pero la iniciativa no había captado la atención necesaria, algo que sí ocurrió en esta oportunidad a raíz de los ataques sufridos por dos chicas en inmediaciones a la Facultad de Psicología, el miércoles pasado.

Las clases son dictadas por el profe Martín, quien es especialista en ninjutsu. Enseña un arte marcial milenario de origen japonés, que fue utilizado históricamente por los ninjas.

Si bien las clases son de carácter libre y gratuito, la idea es que las que participen lleven un alimento no perecedero, aunque no se trata de un requisito excluyente.

Las clases, en un principio, se dictaban en un domicilio ubicado en cercanías del predio de la universidad. Sin embargo, ahora se trasladaron a uno de los espacios verdes más concurridos de la ciudad para tratar de captar la atención de la mayor cantidad posible de mujeres.

La enorme cantidad de consultas realizadas la última semana de mujeres de todas las edades, y también de padres preocupados por sus hijas, sorprendió a los promotores de estas capacitaciones, por lo que decidieron darle un nuevo impulso. Ayer, unas 15 mujeres participaron de la clase, a pesar de la mala cara que mostró el clima durante toda la jornada.

La iniciativa es libre y gratuita, aunque se pide un alimento no perecedero. Tras los intentos de secuestro, aumentaron las consultas.

Tienen miedo de andar en la calle

El miércoles de la semana pasada una joven estudiante de Psicología denunció que cuando estaba llegando a la facultad dos hombres la atacaron, la sujetaron con un lazo por el cuello e intentaron subirla a un auto blanco con vidrios polarizados. Afortunadamente, una mujer intervino y la salvó, mientras que los atacantes se dieron rápidamente a la fuga. Minutos después, a pocas cuadras, otra chica aseguró que un auto de similares características comenzó a seguirla, por lo que apuró el paso hasta llegar a su casa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario