El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
12% Hum
LMCipolletti

Por una mala maniobra, gran parte de la ciudad se quedó sin agua

Una máquina que realizaba la limpieza de un pluvial, en la intersección de Circunvalación y Esquiú, rompió un acueducto que abastece a todo el DVN y a barrios de la zona noreste de Cipolletti.

Para reparar el caño, trabajadores de ARSA tuvieron que cortar la prestación del servicio por varias horas. Por la tarde de ayer la situación volvió a la normalidad.
 

Vecinos de la zona noreste de Cipolletti se quedaron, durante un día completo, sin agua.
Según explicaron desde la empresa Aguas Rionegrinas SA, el miércoles por la tarde, una máquina que se encontraba realizando la limpieza de un pluvial que corre paralelo a la avenida de Circunvalación Presidente Perón rompió un acueducto que abastese a gran parte de la ciudad.
Las tareas, que se realizaban a la altura de Esquiú, perseguían el objetivo de retirar residuos que se arrojan al desagüe. Pero, aparentemente por impericia del conductor del rodado, se produjo el accidente en el que se levantó un caño de agua potable. De inmediato comenzó a fluir un importante caudal de líquido, condiciones en las que era imposible intentar solucionar el problema.
El hecho sucedió cuando el sol estaba cayendo, por lo que no pudo ser mucho lo que se avanzó ese día. Se retomaron las tareas ayer por la mañana.
El secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Cipolletti, Francisco Jáuregui, manifestó que ni bien se anotició de lo sucedido dio las directivas para que se dé intervención a ARSA.
La jefa de servicio local de la empresa prestadora del servicio, Raquel Morales, aseguró que los trabajadores se hicieron presentes en el lugar a la brevedad y se procedió a cortar el agua para facilitar la labor de reparación en el sector.
Esta situación generó que  muchos vecinos se quedaran sin agua por muchas horas. Las zonas más afectadas fueron el paraje El 30 y el Distrito Vecinal Noreste, además de algunos barrios aledaños.
 
Vuelta a la normalidad
Mientras se realizaban las reparaciones, a metros del lugar se rompió otro caño que generó importantes pérdidas líquidas inundando gran parte de la calle Esquiú, complicando en demasía el tránsito vehicular.
Pero alrededor de las 14 se finalizaron los trabajos en el acueducto y, con el pasar de las horas, se fue normalizando el suministro de agua en todo el sector.
En algunos casos el retorno del recurso se dio con rapidez, mientras que en otros se tuvieron que armar de paciencia y esperar varias horas.
José, un cipoleño que vive a unas cuadras del hospital Pedro Moguillansky, manifestó su fastidio por la situación. “Yo hago trabajo de carpintería y cerramientos, y necesito el agua todo el tiempo”, indicó mientras abría una canilla y mostraba un imperceptible hilo líquido.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario