Policías bajo la lupa del fiscal por golpizas

El fiscal Martín Pezzetta promovió acción penal contra personal policial de las comisarías 45ª, 24ª y 79ª por dos hechos de vejaciones ocurridos en agosto y octubre. En uno de los incidentes, las víctimas fueron dos menores, de 13 y 16 años, y en otro, un hombre de 71.

El último de los casos que ingresó al Ministerio Público ocurrió el 5 de octubre, cuando dos uniformados de la Unidad 45° de Cipolletti, habrían agredido “física y verbalmente a dos adolescentes de 13 y 16 años”. Según la acusación fiscal, el mayor de los menores tenía un brazo enyesado y uno de los imputados lo tomó para zamarrearlo, provocándole un intenso dolor y la rotura de su yeso. La participación del segundo policía en el hecho, según la acusación fiscal, habría sido tomar por la fuerza al menor de 16 años, además de agredirlo verbalmente.

Desde la fiscalía se precisó que el accionar de los uniformados se habría originado “porque uno de los menores le tiró un beso a los miembros de la institución policial, situación que éstos le reprocharon al momento de la agresión”. En relación con la prueba recabada, se destacó la realización de una rueda de reconocimiento en la que las víctimas identificaron a sus agresores.

En cuanto al otro hecho, se informó que cuatro policías -tres de los cuales cumplen funciones en la Unidad 24° y el restante en la 79°- también fueron imputados por vejaciones por un hecho del 3 de agosto.

Para el fiscal, en este caso los integrantes de la fuerza detuvieron a un menor de edad, por lo que un familiar de 71 años intentó defenderlo. En esas circunstancias, uno de los policías habría apuntado a la víctima con una escopeta y lo habrían intimidado de manera verbal. Instantes después, otro agente lo golpeó en la zona de la cabeza y de la cara, para posteriormente “zamarrearlo” de un lado a otro golpeándolo contra una pared y contra el suelo. Allí le colocaron las esposas, mientras que el policía que había apuntado en primera instancia, “lo golpeó con la culata de su arma”, según la investigación de la fiscalía.

Después, otro joven quiso intervenir y también fue golpeado.

Investigación

Discusión por el robo de batería

El hecho en el que la víctima fue un hombre mayor de 71 años ocurrió en el barrio Villarino de esta ciudad y la intervención policial tuvo relación con una denuncia de vecinos, que alertaron sobre el robo de una batería. En apariencia, la Policía se presentó en el lugar y quiso atribuir el delito a un grupo de jóvenes que se encontraba en las cercanías. Tras una discusión, los sospechosos buscaron refugiarse en una casa situada no muy lejos de Falucho y Primeros Pobladores y en ese sitio, se enfrentaron los agentes y los integrantes de una familia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario