Policías buscan zafar de condena por vejaciones

Mario Leiton y Matías Gutiérrez todavía desconocen qué penas reclamarán la fiscalía y la querella.

Los policías declarados culpables de balear y provocarle la pérdida de un ojo a un adolescente de 15 años buscan zafar de una dura condena y ayer varios testigos declararon a su favor. Uno de los que se presentó a brindar su aporte fue un numerario exonerado por la fuerza de seguridad provincial.

Ayer por la tarde se dio inicio al juicio de cesura en la causa que tiene como protagonistas a dos ex agentes de la Subcomisaría 79: Mario Leiton y Matías Gutiérrez. Ambos fueron condenados por un tribunal integrado por Guillermo Baquero Lascano, Florencia Caruso y Laura González Vitale, quienes los consideraron responsables del violento hecho ocurrido el 27 de septiembre de 2015 en las 1200 Viviendas.

Te puede interesar...

Tras el fallo, se debe definir la pena que les impondrán. Debido al gran número de testigos, se acordó realizar una segunda audiencia, donde la fiscalía de cámara y la querella podrán comunicar el castigo de prisión que pretenden para Leiton y Gutiérrez. Sobre el primero recae la acusación más grave, con la posibilidad de que el fiscal y la abogada que representa a la querella exijan una pena por arriba de los 5 años de prisión efectiva.

Los condenados permanecen en libertad y a pesar del veredicto que los declaró culpables, quieren una pena mínima por los delitos de vejaciones y lesiones graves. Además, sus abogados defensores ya anticiparon que solicitarán la anulación de la sentencia y que, hasta que no quede firme, se los debe considerar “inocentes”.

De acuerdo con fuentes judiciales, desde la querella se hizo un reclamo para que se fije la próxima audiencia en un día que no interfiera con otros debates a los que debe asistir. Esa instancia se contempló para la defensa, que interviene en el juicio por el caso Solano en General Roca.

El juicio contra los policías se estaría cerrando la semana que viene, con el requerimiento de los castigos.

Proceso

Un acusado logró su absolución

El juicio de cesura marca el punto final de un extenso proceso que se inició en el 2015, cuando el adolescente T. perdió un ojo producto de un escopetazo policial. La investigación se centró en tres agentes y, tras el juzgamiento, se limitó a dos debido a que uno de ellos fue beneficiado con la absolución.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario