El clima en Cipolletti

icon
Temp
52% Hum
LMCipolletti Borracho

Llegó borracho del bar y le dio una paliza a su ex pareja

Le dio piñas en la cara, la cabeza y otras partes del cuerpo. Logró escapar y la auxiliaron vecinos. La víctima se fue con sus hijos a la casa de su mamá. El agresor tiene prohibido acercarse.

Un hombre llegó borracho a su casa de Allen y le dio una salvaje paliza a quien era su pareja, quien debió pasar algunas horas internada a causa de los golpes recibidos. En el incidente también resultó herido uno de los dos hijos menores de ambos.

La mujer lo denunció en la policía y la causa, por violencia familiar (ley 3040), pasó el Juzgado de Paz, donde la magistrada suplente Beatriz Morante dispuso la prohibición de acercamiento y la devolución de los muebles de la víctima, dado que junto a sus pequeños se fue a vivir con su mamá.

Te puede interesar...

El ataque se produjo el último viernes 5 de julio. La chica relató en la presentación que esa noche fueron juntos al bar Cronos y que alrededor de la 1 ella decidió volver porque había dejado a los nenes con su madre. Llegó y se acostó a dormir, pero cerca de las 4 llegó MFA -así lo identifican- en total estado de ebriedad y con una lastimadura sangrante en la cara, a la altura del ojo derecho.

Violencia de género

Lo insólito es que reaccionó violentamente con ella. “… no me dio tiempo de reaccionar por lo que comienza a propinarme golpes de puños cerrado, en el sector de la cabeza, la cara y en todo el cuerpo”, describió.

Cuando dejó de golpearla él se fue a la habitación, por lo que la mujer aprovechó para salir afuera y saltó el cerco para pedir ayuda a los vecinos, que ya se habían alarmado porque habían escuchado sus gritos y habían llamado a la policía.

Pero como aún estaba los chicos en el interior de la casa, fueron y tiraron la puerta abajo, y lograron rescatar a los dos.

Ahí detectaron que la nena tenía una lesión en rostro, pero no pudo aseverar si fue por un golpe del padre o se cayó de la cama.

MFA se encerró en la vivienda y se negó hablar con los policías que ya habían llegado, al igual que personal hospitalario que había sido convocado para que asistieran a los heridos. Ante el estado de la mujer decidieron trasladarla en ambulancia al hospital, donde estuvo internada en observación hasta poco después de las 10 de la mañana del sábado.

Se fue y reclamó sus cosas

La víctima aclaró que se iba de la casa que compartían con el violento y se quedaría en el domicilio de su madre. Pidió retirar sus pertenencias: muebles, lavarropa, secarropa, ropa y la documentación de ella y los niños.

Asimismo, pidió que le impusieran a MA la prohibición de acercamiento y que no la vuelva a agredir ni molestar.

Morante aceptó los requerimientos y los estableció en una resolución dictada el lunes que detalla que no puede aproximarse a su ex pareja a menos de 200 metros de su residencia, como su lugar de trabajo, estudio o cualquier otro ámbito. En caso de encontrarse circunstancialmente tanto de ella como de su grupo familiar que pudiera verse afectado, está él obligado a retirarse del sitio.

La medida incluye que debe abstenerse de producirle incidentes, actos molestos o perturbadores por cualquier medio de comunicación, como por celular, chat, mensajes de textos por celular, por SMS, Whatsapp u otros dispositivos tecnológicos de las redes sociales, como pueden ser: Messenger, Facebook, Instagram, Skype, Snapchat, o mails.

Juzgado de Paz Allen
La Jueza de Paz suplente de Allen resolvió expulsar al yerno de la casa de su suegra, quien lo denunció por violento y hacerse

La Jueza de Paz suplente de Allen resolvió expulsar al yerno de la casa de su suegra, quien lo denunció por violento y hacerse "el macho".

La magistrada ordenó a la Comisaría 33 del barrio Norte la realización de rondines en el domicilio de la denunciante por el término de 10 días, como también “todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la persona afectada en su domicilio”.

Más aún, instruyó a la policía a disponer de “toda otra medida que entienda corresponder para asegurar el cuidado y protección de las personas afectadas según a situación o hechos de violencia acaecidos”.

Le aclararon a MA que en caso de producirse su incumplimiento se solicitará la intervención de la justicia penal por el delito de desobediencia.

La causa fue girada al Juzgado de Familia de General Roca, donde se deberá determinar la vigencia de las medidas de protección y si, en caso de requerirlo y de acuerdo al estado del expediente, deben presentarse acompañados por un abogado particular o uno de la Defensoría de Pobres y Ausentes.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario