El clima en Cipolletti

icon
Temp
81% Hum
LMCipolletti Depósito judicial

Depósito judicial: piedras, robos y ausencia de cámaras

El predio donde se quemó la camioneta involucrada en un fatal accidente tiene custodia policial, pero no cámaras. Es atacado constantemente.

El incendio que se desató este domingo en el depósito judicial de Cipolletti, que destruyó una camioneta involucrada en un trágico incidente vial y que afectó a otros dos rodados más, no para de provocar suspicacias en cuanto al origen del siniestro.

El Ministerio Público Fiscal inició una investigación para determinar si se trató de un atentado o fue un hecho accidental, ya que no se descarta la posibilidad de que el fuego se haya iniciado por una falla en el sistema de electricidad de la Amarok, que días atrás provocó la muerte de una chica embarazada que circulaba en moto.

Te puede interesar...

“Pudieron haber olvidado desconectar la batería y con el combustible que aún tenía se produjo la combustión”, teorizó una fuente policial.

Se incendiaron tres vehículos en el depósito judicial

El peritaje ordenado al Cuartel de Bomberos de la localidad, desde donde se envió una dotación para sofocar las llamas, será clave para confirmar qué sucedió realmente.

Los efectivos de esa dependencia trabajaron durante la jornada del domingo en busca de indicios, y los seguían haciendo el lunes para profundizar la labor.

Desde Fiscalía indicaron que el informe podría estar en el transcurso de esta semana.

Hay custodia en el depósito judicial

El predio ubicado en Lisandro de la Torre, pasando unos 200 metros al sur de la Ruta Nacional 22, corresponde a la Policía y es custodiado por personal del Cuerpo de Seguridad Vial (caminera). Se trata de un terreno de unos 80 metros por 50 de fondo que está rodeado de asentamientos.

Hay una garita con una guardia en forma permanente, aunque no hay cámaras de seguridad, según pudo averiguar este medio.

Asimismo, remarcaron que el lugar es permanentemente atacado por desconocidos que arrojan piedras y otros elementos contundentes con la evidente intención de destruir las luces que iluminan el terreno que está cerrado por un alambre perimetral.

“Llueven las piedras”, aseveró la fuente, que remarcó que impactan muchas veces en los vehículos que están allí secuestrados por haber estado involucrados en accidentes o irregularidades detectadas en controles de tránsito.

Presumen que son maniobras que buscan dejar el predio a oscuras para ingresar a robar, pues si bien existe el cerco, no es impedimento para que entren solapadamente. De hecho se han registrado robos de baterías y otras partes de los rodados.

Fuego en la madrugada

El incendio se inició minutos antes de las 5:30. Videos tomados por vecinos muestran el momento en que la Amarok es arrasada por el fuego, que toma el motor, luego el habitáculo y finalmente el resto de la carrocería hasta envolverla por completo. De hecho, la destrucción fue total. Las llamas también afectaron parcialmente a otra camioneta y un Renault Clío.

Esa Amarok fue secuestrada por haber estado involucrada en el choque en el que murió Luciana Belén Ñancupe, de tan solo 23 años de edad, quien cursaba un embarazo de ocho meses. Producto de las lesiones también falleció su bebé. En tanto que su pareja, quien conducía la Gilera 200, resultó con heridas graves.

El incidente ocurrió la tarde del miércoles 27 de marzo último. De acuerdo a lo que reconstruyó la Policía, los jóvenes transitaban por la calle Paso de los Libres en sentido sur-norte e intentaron cruzar la Ruta 22, por donde circulaba la camioneta que los embistió por causas que investiga la Fiscalía.

Incendio camioneta robada 2.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario